Dani Rovira: "No me va la vida en el cine"

Dani Rovira e Iñaki Gabilondomediaset.es

.

Estudiante de INEF, Dani Rovira comenzó contando cuentos en una tetería. Después pasó a los bolos, 14 años de monólogos en los café-teatro y el proyecto de construir su propio espectáculo, ¿Quieres salir conmigo?... "Y a las dos semanas del estreno de la película ya era el de los Ocho apellidos vascos", el actor y cómicoa Iñaki Gabilondo en la entrega de Iñaki que protagoniza el 1 de mayo a las 20.00 en Canal + 1 (dial 1).
Rovira reconoce que la película de Telecinco Cinema, la más taquillera de la historia del cine español, ha marcado "un antes y un después en mi carrera artística y en mi vida (...) Ni Rappel podía imaginar lo que vino después de Ocho apellidos vascos (...) Es una película muy nuestra, España es un país de tópicos y de chistes. No me ha llegado nada de nadie que se haya ofendido. Todos se han identificado. Esta película ha llegado a conciliar los diferentes mundos que hay en España".
El actor se reconoce tranquilo en cuanto a proyectos de futuro, afirma: "No me preocupa que me encasillen, pero sí es para mí un reto que la gente me empiece a reconocer por otras cosas". Tampoco está preocupado por alcanzar un nuevo éxito en el cine, donde en mayo empieza el rodaje de la segunda parte de Ocho apellidos vascos: "Me voy a ganar la vida en los escenarios, no me va la vida en el cine. Y esto me está ayudando a llevarlo con mucha tranquilidad".
En la conversación con Gabilondo, Rovira reconoce el humor como su filosofía de vida: "El humor es el color del cristal con el que yo veo la vida. Es la manera en la que vas aceptando la vida y la manera en la que te relaciones con la gente. El humor es necesario como respirar".
El actor malagueño asegura: "Pocas veces me he puesto delante de un ordenador a escribir, no tengo textos escritos. Yo escribo encima del escenario". Explica que él no quería inspirarse en los grandes, pero que entre sus referencias están "Gila, es una obviedad, hay que decirla. Faemino y Cansado son un referente con su humor absurdo, Pepe Rubianes me ha marcado mucho. Tip y Coll, Pepín Tre, Pedro Reyes...", menciona.
Dani Rovira se considera además un personaje implicado con la realidad y la sociedad: "Como personaje público siento la obligación moral de manifestarme con según qué cosas. Porque mi voz de ciudadano corriente tiene ahora una ventana más grande".