"En ningún paciente nos podemos permitir un error, pero en un niño es imperdonable"

.