'Esclavas', un grito a la conciencia de los clientes de la prostitución

12 Mesesmediaset.es

.

Es una realidad oculta que sufren más de dos millones de esclavas sexuales en el mundo y uno de los grandes negocios ilícitos que más dinero genera, sólo por detrás del tráfico de drogas y de armas. La policía ha detectado en España 14.000 mujeres que ejercen la prostitución en contra de su voluntad, un negocio que mueve cinco millones de euros al día en nuestro país. Para centrar el foco de la concienciación social sobre la trata de mujeres con fines de explotación sexual, 12 Meses arranca desde el 19 de mayo la segunda fase de Con la trata no hay trato con el estreno de nuevos spots institucionales y la próxima emisión en Cuatro de Esclavas, docu-factual presentado por Roberto Arce que denuncia esta lacra a través del testimonio de sus víctimas y el análisis de expertos de la Policía Nacional, de la Fiscalía de Extranjería y ONG's.
El inicio de la campaña da comienzo en El programa de Ana Rosa con la participación de Ignacio Cosidó, director general de la Policía Nacional, y José Nieto, inspector jefe de Extranjería. Durante la emisión del programa se estrenan spots institucionales de esta campaña en favor de la igualdad de género, lanzada en colaboración con la Policía Nacional y que ha contado con Ana Rosa Quintana como prescriptora y protagonista de los spots en su primera fase, en la que Mediaset España realizó un trabajo de sensibilización mostrando un elemento tan desconocido como es la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.
En esta segunda fase, Mediaset España quiere dar un paso más y llegar a sensibilizar a todos aquellos que contratan servicios relacionados con la prostitución para que, con su implicación, se puedan seguir liberando mujeres y niñas sometidas a la esclavitud sexual. En las nuevas piezas, producidas por la Subdirección de Imagen Corporativa de Mediaset España y locutadas por Roberto Arce, se muestran camas en la calle, una metáfora visual en la que se convierte el espacio privado y oculto en un lugar público con el fin de sensibilizar mediante la imagen sobre el mensaje "la trata es un asunto de todos".
En dichos spots el supuesto contratante de los servicios de una de estas esclavas pregunta por el precio de un servicio sexual, pero la respuesta que obtiene son las cifras reales de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. De esta forma, el significado de la pregunta cambia y el hombre que pregunta ya no es un posible cliente, sino un hombre tomando conciencia.
Gracias a la campaña lanzada el año pasado y a la colaboración ciudadana, 800 mujeres y niñas fueron liberadas de las mafias que las explotaban, multiplicando por diez las llamadas de denuncia de esta actividad delictiva. Acompañados por el claim "La trata es un asunto de todos", los spots mostrarán el número de teléfono de la policía (900 10 50 90) para seguir denunciando esta lacra.
Producido por Mediaset España en colaboración con Verve Media Company España, Esclavas es el docu-factual que Cuatro estrenará próximamente. Cuenta la historia de ocho mujeres que han conseguido escapar de su secuestro a manos de las redes de tráfico de personas para su explotación. A partir de sus valientes testimonios y a través de recreaciones de sus casos, en cada entrega las víctimas relatan paso a paso cómo ha sido su particular infierno personal, desde la captación y engaño por parte de la red de trata hasta su reinserción social.
El punto de partida de Esclavas arranca con las protagonistas y su entorno familiar, para entender cómo acaban, a través del engaño y falsas promesas, siendo víctimas de estas redes. Cuando llegan a España, experimentarán la cruda realidad siendo secuestradas, explotadas y extorsionadas. A través de recreaciones ficcionadas, el programa muestra cómo estas mujeres se ven obligadas a actuar, cómo es su relación con los extorsionadores y sus compañeras, cómo son sus clientes y cómo son capaces de sobrevivir en ese mundo.
Esclavas no sólo denuncia estos casos, sino que también lanza un mensaje de esperanza: todas sus protagonistas han conseguido salir de este infierno, algunas huyendo de sus secuestradores y otras siendo liberadas.
Presentación del programa de Cuatro 'Esclavas'
El docu-factual cuenta con las intervenciones de José Nieto, inspector jefe de UCRIF (Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales); Rocío Mora, coordinadora de la ONG APRAMP (Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida); Miriam Benterrak, consejera de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género; Beatriz Sánchez, fiscal delegada de Extranjería en Madrid; Vicente Calvo, capitán de la Guardia Civil de la Unidad Técnica Judicial y Mabel Lozano, directora de documentales sobre trata de mujeres, entre otros expertos, para analizar las principales claves de los casos.
Su análisis y sus valoraciones enriquecen cada uno de los testimonios desde el punto de vista profesional, como expertos en la materia, guiando al espectador a lo largo del periplo vivido por cada una de estas mujeres.
Olga Flórez, directora del Área de Producción de Programas de Entretenimiento de Telecinco, apunta: "Pensamos que con el mismo formato que Amores que duelen podíamos hacer un programa sobre la trata de mujeres con fines de explotación sexual. Es algo que me parece de una enorme valentía porque muchas de ellas todavía hoy son perseguidas por las mafias y seguro que no pueden evitar el temor a ser reconocidas".
"Haciendo el programa nos hemos quedado impresionados por la situación de esclavitud sexual que viven miles de mujeres en el mundo. Las cifras nos han dejado desarmados: al año son captadas dos millones como esclavas sexuales, 5.479 al día. Cada minuto cuatro mujeres son secuestradas, esclavizadas y obligadas a soportar el calvario que supone ser sometida en una red de trata. Nunca más podremos pasar al lado de una prostituta y no pensar el horror que hay detrás de estas mujeres. Definitivamente, como dice una de las protagonistas, el oficio más antiguo del mundo no es la prostitución, es mirar para otro lado", explica Flórez.
En Esclavas "hemos podido conocer en primera persona las historias de María, Marçela, Loveth, Patricia, Elisa, Olga, Andrea e Irina, ocho vidas que no dejan indiferente a nadie. Estas mujeres han estado sometidas a un sufrimiento del que, probablemente, nunca podrán recuperarse", asegura. "Esperamos que el espectador acepte nuestra propuesta porque la fuerza del programa está en sus testimonios. Además, con su historia hemos hecho una pequeña ficción. Con los datos que se aportan y la recreación conseguimos una narrativa muy clara con la que el público podrá conocer esta realidad. Nos ayudará a ser conscientes de que el negocio del sexo está en manos de las mafias. Algunos consumidores de prostitución se darán cuenta de que pueden ser cómplices del horror".
La primera de las ocho mujeres que protagonizan Esclavas es Marçela, una mujer brasileña que llega a nuestro país engañada por las redes y que logró escapar gracias a la ayuda de APRAMP. Una amiga de la familia le propuso viajar a España para cuidar ancianos y ganar dinero extra para pagar sus estudios de Derecho. La falsa oferta de empleo de algunas agencias de Sao Paulo era un señuelo para llevarla a Portugal a ejercer la prostitución y acabó viajando por diferentes clubes de España. Bajo amenazas a su familia, sufrió graves problemas de salud por culpa del alcohol y la cocaína, dos adicciones en las que cayó prácticamente obligada.