César Garrido se come un rosco de 1,5 millones de euros

César Garridomediaset.es

.

César Garrido se come un rosco... de 1.524.000 euros. Este periodista de 34 años, soltero, vecino de Cuenca y aficionado a los deportes (baloncesto en especial), el buen comer, la música y el cine, se ha llevado el mayor bote acumulado por Pasapalabra en Telecinco, que emite la gesta el 24 de febrero a partir de las 20.00.
"Lo asimilé mucho más tarde y de hecho aún lo sigo asimilando. A pesar de que todo el mundo me iba diciendo que me lo iba a llevar, en ese momento era como si no fuera yo. Fue raro. Muchas sensaciones mezcladas: sorpresa, alegría, alivio, incertidumbre... Se me agolparon muchas cosas. Me acordé de la familia y pensé que esto iba a abrir un camino para que vivamos un poco mejor", ha contado luego el ganador del concurso.
"No me voy a volver loco", añade. "Lo disfrutaré lo que pueda y emplearé también parte a cumplir con mi deber de ciudadano, contribuyendo con causas que son verdaderamente importantes y que te llegan, porque pueden mejorar la vida de gente que lo pasa mal. Ayudaré a alguna asociación que se dedique a mejorar la vida de las personas. Además, también me daré algún buen viaje y algún que otro capricho".
Garrido le quita importancia a su hazaña. "He ido manejando poco a poco la tensión y los nervios. Además, es muy importante manejar bien el tiempo de El rosco, no perder segundos en pararte a pensar una palabra. El control del tiempo, de la situación y de los nervios ha sido clave". Su talón de Aquiles "ha sido quizá la novela contemporánea. En los últimos programas me han preguntado por ello y por autores no demasiado conocidos y para mí ha sido complicado", reconoce.
Confiesa haber pasado por momentos difíciles: "Mi séptimo programa fue uno de los momentos más complicados. Empaté con Sonia, una concursante de Lérida. Era muy buena y estuve a punto de ser eliminado".
Para el presentador de Pasapalabra, Christian Gálvez -que ha repartido casi ocho millones de euros desde julio de 2007 y que se siente "Robin Hood"-, la clave ha sido "quizá esa pizquita de suerte. La templanza la tenían todos; la seguridad en sí mismos la tenían todos; el conocimiento lo tenían todos pero quizá al resto les faltó el factor suerte, que es determinante".
Además, "hay que tener una base de cultura, de concentración y de aislamiento personal, porque al final hay 100 personas que te están mirando en el plató, un rival enfrente, un presentador que te está poniendo a prueba y tres millones de espectadores que te están viendo desde casa".
Hace justo un año y un día, el madrileño Carlos Villalba se llevó el anterior bote, de 852.000 euros.
Romper la racha también tiene castigo para Garrido: "Christian me picó un poco con que si me llevaba el bote debía raparme el pelo y como no pensaba llevármelo acepté. Me lo tomé como una broma durante varios programas, pero finalmente me ha tocado pagar".