'Chester in love' sienta a los invitados para hablar y escuchar sobre la vida

.

Los mejores reencuentros son los más inesperados. 2017 comienza con la reunión de dos viejos conocidos. Risto Mejide y Chester vuelven a cruzar sus vidas en Chester in love, spin off de Viajando con Chester. Una nueva aventura que arranca en Cuatro el domingo 15 de enero (21.30) de la mano de La Fábrica de la Tele y que se aleja de aquel programa pionero que devolvió al prime time la entrevista pausada y la conversación para ahora encontrar un camino propio.
Chester in love no se trata de una versión actualizada o una fórmula mejorada de Viajando con Chester. Es, sencillamente, algo diferente con sus mismos protagonistas. Con novedades sustanciales respecto a su predecesor que lo convierten en un programa nuevo que, eso sí, bebe de esas fuentes originales.
Antes había solo dos personas listas para hacer un repaso biográfico en un fondo que cambiaba cada semana. Ahora, el movimiento se detiene y recala en un punto fijo. La conversación entre Risto Mejide e invitado se ve dinamizada por los llamados aceleradores, una serie de estímulos de variada índole que servirán para girar la conversación, confrontar ideas con nuevas teorías o abrir el debate a más bandas.
Porque en Chester in love ya no se habla de la vida de los invitados. Se habla con los invitados de LA VIDA. Y de todas esas cosas que suceden mientras vivimos.
Acelerador número 1. LAS TEMÁTICAS
"Detrás de cada programa siempre habrá una gran pregunta. ¿Qué es el amor? ¿Qué es el dinero? ¿Qué es el sexo? ¿Qué es Dios? Las grandes preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez, sobre las que cada invitado deberá dar su punto de vista... Y escuchar el de los demás", detalla el publicista.
Chester ya se ha cansado de las autobiografías. Quiere más. Quiere saber qué opina gente relevante de cuestiones que todos en algún momento hemos puesto sobre la mesa en una charla con amigos, en una cena en familia o en un viaje en coche con una pareja. No se trata de filosofar o divagar, porque aquí no hay teorías que refutar o tumbar. Es sencillamente hablar. Y escuchar. En Chester in love lo importante no es tu biografía. Es la manera que tienes de escribirla.
'Chester in love'
Porque, al igual que pasa con esos amigos, esa familia o esa pareja, cuanto más se habla y se escucha, más se conoce y se descubre a quien se tiene enfrente. Y así, en este Chester in love, el espectador podrá descubrir facetas, aristas y rasgos de personalidad de invitados sobre los que podría parecer que se sabe todo.
¿Qué tiene que decir Belén Esteban sobre la presión de ser la mujer más famosa de España? ¿Qué sabe del amor el mayor actor porno del mundo, Nacho Vidal? ¿Y una monja sobre el sexo? ¿Qué es para Esperanza Aguirre la mala educación? Mónica Cruz, Fernando Sánchez Dragó, Pablo Echenique, Miguel Poveda, Raúl Arévalo o el padre Ángel... todos ellos se sentarán en Chester in love para hablar de estos pequeños grandes temas.
Pero no estarán solos...
Acelerador número 2. EL PONENTE
"Gente que sabe del asunto que vamos a tratar, bien porque lo han vivido en primera persona, bien porque han investigado mucho sobre el tema. Como fan de las charlas TED (Tecnología, Entretenimiento, Diseño es una organización sin fines de lucro dedicada a las "ideas dignas de difundir"), estoy feliz con esta aportación, pues creo que van a sorprender, entretener y sobre todo ampliar nuestro punto de vista y el del espectador, convirtiendo lo que antes era un dúo en un trío, que siempre es más divertido", avanza Mejide.
'Chester in love'
Chester ya no es cosa de dos. Cada invitado podrá recibir la visita inesperada de un dinamizador de la conversación. Un ponente especializado en el tema del que se trate cuyas ideas podrán coincidir (o no) con la de Risto Mejide o las de su acompañante. Testimonios basados en la experiencia que pueden dinamitar la charla, volverla del revés.
Su presencia, siempre breve y sin pasar por el propio sofá, supondrá una pequeña catarsis para invitados, para el propio presentador e incluso para el público presente.
Acelerador número 3. EL PÚBLICO
"En Chester in love no tenemos un público de cera, testimonio silencioso de lo que ocurra en la conversación. Es un público que reacciona, que se emociona y que pide paso para opinar o preguntar, porque en Chester in love, este público va a tener voz", explica su conductor.
¿Quién no ha sufrido por amor? ¿Deberes escolares sí o deberes no? ¿De verdad el dinero no da la felicidad? ¿Cuánto sexo es demasiado... o demasiado poco? Todo el mundo tiene una opinión. Y en Chester in love se podrá exponer. Con criterio, con educación y siempre que tenga algo que contar, el público del programa no será sólo un mero aplaudidor, sino que podrá intervenir si así lo considera.
Su testimonio servirá de contrapunto a la teorización del ponente. Serán la aportación práctica.
No solo la pantalla de televisión será soporte para opinar. Las redes sociales del programa estarán abiertas para recoger opiniones y reacciones de los espectadores a los comentarios lanzados desde Chester in love.
Acelerador número 4. EL PLATÓ
"Chester in love consta de dos enormes pantallas, que introducen los vídeos y las fotos a los invitados y les hacen reaccionar, les llevan la contraria, les impactan y les descolocan. Dos pantallas que pondrán a más de uno y a más de dos entre la espada y la pantalla. Pantallas que también estarán ahí para conversar", apunta Mejide.
Chester siempre se ha preocupado por el fondo y también por la forma. Su cuidado aspecto visual da un paso adelante en este programa con la incorporación de nuevos elementos visuales que complementarán la conversación. Vídeos virales, fotografías nostálgicas, imágenes de gran impacto, melodías provocadoras... Cualquier estímulo audiovisual es válido para introducirse entre Risto Mejide y su invitado y reconducir la charla hacia nuevos territorios.
'Chester in love'
Situados estratégicamente delante y detrás de Chester, estos dos gigantes monitores situarán a Risto Mejide y a su invitado ante un gigantesco frontón tecnológico, flanqueado lateralmente por público. Un singular cubo de tonos blancos que invita al diálogo y a la apertura de miras.
¿Por qué los políticos hablan de tantas cosas, pero nunca del amor, de sus parejas o de sus relaciones sentimentales? ¿Se puede amar a alguien cuando tu trabajo consiste en tener sexo con otras personas? ¿Qué sentido tiene cantar al amor cuando no puedes confesar el tuyo? La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; el actor de cine para adultos Nacho Vidal y el cantante Miguel Poveda se atreven a compartir con Risto Mejide confidencias y tabúes sobre el más universal de los sentimientos humanos: el amor.
Sexo sin amor, amor sin sexo, amor sin ser amado o ser amado pero en secreto... Hay tantas maneras de entender el amor como personas, y aunque muchas de las opiniones suelen ser compartidas, hay otras que escandalizan, sorprenden o resultan reveladoras. Y más aún si se contraponen aceleradores como la escritora Lucía Etxebarria o el científico Francisco Tornay, de la Universidad de Granada, corresponsable de desarrollar un sistema de medición para calibrar la "temperatura del amor" en el cuerpo humano.
¿Dónde estará el punto máximo de temperatura corporal en Nacho Vidal ante la imagen de su pareja? ¿En qué coincidirán dos mujeres liberadas y liberales como Cifuentes y Etxebarria? ¿La familia respeta tu amor homosexual del mismo modo siendo un anónimo que siendo una estrella internacional?
Es momento de ponerse cómodo y prepararse para escuchar y opinar. Es tiempo de Chester in love.