'Este hotel es un infierno', y Kike Sarasola muestra el camino de salida

.