Xabi Alonso: "No soy madridista de cuna, soy adoptado"

Iñakimediaset.es

.

El futbolista del Real Madrid Xabi Alonso asegura que se siente "madridista adoptado", ya que continúa siendo socio de la Real Sociedad, "igual" que toda su familia. No olvida sus inicios, pero reconoce que el club blanco le ha "enganchado" en los años que ha defendido su camiseta, con la que se ha convertido en un referente en un vestuario que sufrió "conflictos individuales que repercutieron" en el juego en la "última etapa" de José Mourinho.
"Si le tengo que gritar a Cristiano, le grito. Si llego a entrar cinco años antes, igual no hubiera gritado a Zidane", declara el tolosarra, quien se ha convertido en uno de los referentes en el vestuario madridista, y que es protagonista del programa de entrevistas de Gabilondo Iñaki, que se emite el lunes 9 de junio en Canal+ 1 (20.30).
El centrocampista habla de sus sentimientos. "Soy de la Real, sigo siendo socio igual que toda mi familia. Pero el madridismo te capta, te engancha, tengo orgullo de club. No soy madridista de cuna, soy adoptado. A medida que vas conociendo al Real Madrid, te das cuenta de la magnitud que tiene por la gente que mueve, la repercusión, la gran importancia que se le da a todo", expresa.
Alonso considera que en el club madrileño "se gestionan bien los egos" y comenta que, dentro del vestuario, "no hay tanto espectáculo como parece". "Hay clanes, pero suele haber una buena relación entre todos", señala.
Sobre su exentrenador Jose Mourinho, afirma que "es muy exigente con él mismo y con los jugadores". "Creo que hizo un buen trabajo. En los dos primeros años, dentro del vestuario no hubo Mou ni anti Mou. Pero en la última etapa fue diferente. Hubo problemas, conflictos individuales que repercutieron en el fútbol del conjunto, lo que tuvo un efecto negativo en el colectivo", apuntó.
El jugador guipuzcoano repasa los "buenos" recuerdos de su carrera futbolística, en especial en sus inicios. "El Eibar me dejó su seña de identidad, con pocos recursos saca mucho a un nivel profesional. Yo tenía 18 años y llegué a un vestuario de hombres que jugaban al fútbol y a la vez trabajaban", recuerda Xabi Alonso, añadiendo sobre la situación actual del mismo, tras consumarse su ascenso a Primera, que "es historia lo que está haciendo".
Del conjunto armero pasó a la Real Sociedad, donde llegó a asumir el rol de capitán txuri-urdin. "Entré con el pie derecho y a los dos años estábamos peleando por la Liga con el Real Madrid hasta la última jornada", rememora el tolosarra.
Sus actuaciones no pasaron inadvertidas y el Liverpool lo fichó al final de la temporada 2003-2004. "Benítez me llamó, era el momento de dar el salto y crecer como persona. Llegué con muchas ganas de integrarme en el club y en la ciudad. En mi primer año ganamos la Liga de Campeones", recuerda el mediocentro.
"El Liverpool engancha, Anfield es uno de los templos del fútbol, tiene mucha alma. Pero tras cinco años allí, Rafa -Benítez- me dijo que yo era una de las posibles salidas. Sabía cómo funcionaba el fútbol, ya era profesional, me di cuenta de que mi posición en el club era diferente a la que yo pensaba", agrega al respecto.
Mirando al futuro, el futbolista del Real Madrid comenta que no tiene "nada definido" y confiesa que, aunque "podría tener un futuro fuera del fútbol, es difícil dar el paso de futbolista a exfutbolista, pues no es fácil encontrar una pasión nueva".
Por último, Alonso habla de su carrera como internacional con España, tras lograr las Eurocopas de 2008 y 2012 y el Mundial de Sudáfrica en 2010. "Estar en el grupo de elegidos significa mucho. La generación que nos ha tocado es una bendición, es historia. No hay una causa que haya unido tanto", sentencia.