Imanol Arias: "No repetiría" en las Campanadas

Imanol Arias campanadas La 1mediaset.es

.

Su tupé, muy comentado, dio la vuelta a España y, de hecho, él cree que primó más que el propio mensaje de las campanadas. El actor Imanol Arias, que debutó en Sol de la mano de Televisión Española, se ha visto "muy mal" en las uvas, tanto que incluso "no repetiría la experiencia". La redes sociales, con Twitter a la cabeza, ardieron en Nochevieja por el peinado con el que se presentó, junto a Anne Igartiburu, el actor que encarna a Antonio Alcántara en Cuéntame cómo pasó y por comentarios como "cada vez que La Primera estornuda, España se resfría".
"Me vi muy mal. Tengo que aprender mucho. Es muy complicado. El sitio es muy pequeño, con mucho ruido. Hacía un frío terrible en Sol: eso me superó. Creo que estaba helado", ha reconocido Imanol Arias en una entrevista al diario El Mundo.
"Las campanadas, como programa, deberían quedarse en los últimos cinco minutos. Al final, primó más el tupé que el mensaje", ha asegurado el actor para añadir posteriormente que "no repetiría la experiencia, a no ser que fuera absolutamente necesario".
El intérprete leonés, que este mismo jueves regresa con Cuéntame en un capítulo especial, ha explicado además el porqué de su peinado, aclarando que no se debía a que la presentadora sea más alta que él, y "todas las tonterías que se han dicho, aunque yo no tengo Twitter".
"El peinado se caída por el agua. No es un problema de altura con Anne: la configuración de la mesa se hace para que el personaje de la derecha se pueda mover y el de la izquierda no", ha argumentado Arias, que ha defendido que "uno no va a triunfar, sino a hacer el trabajo".
"La vida sin compañía no tiene sentido" o "la plaza está petada" son otras de las ya célebres frases que lanzó en la última noche del año el actor, que ha reconocido que "dije un par de cosas de Vicente Ferrer, aunque sé que no está muy de moda".
Finalmente, La 1 volvió a liderar en las campanadas, seguida de nuevo de Telecinco, aunque la cadena pública cosechó su mínimo histórico en unas uvas que reunieron a 6.696.000 espectadores y al 46,5% de la cuota de pantalla.
En el caso de su especial de Campanadas, obtuvo, en sus 24 minutos de duración, el 38,3% del share y 5.296.000 seguidores.