El debate a cuatro, "crucial" para Iglesias y Rivera, mientras Rajoy "no se juega" nada

Debate a cuatro. Moderadoresmediaset.es

.

Unos creen que se juegan más que otros. Los líderes de Unidos Podemos y de Ciudadanos consideran que es "crucial" la cita del 13 de junio, cuando la audiencia les ve confrontar sus ideas en un plató junto a los cabezas de lista de PP y PSOE, y con Pedro Piqueras (Mediaset España), Ana Blanco (TVE) y Vicente Vallés (Atresmedia) como moderadores. Por su parte, al presidente del Partido Popular, aunque opina que el debate a cuatro es "importante", le parece que no se va a jugar nada.
El PP da por hecho que se convertirá en un "tres contra uno", según la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.
El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy , ha asegurado que el debate a cuatro es "un elemento más" a tener en cuenta, pero no considera que vaya a cambiar demasiado el sentido del voto de los ciudadanos. De hecho, ha indicado que no cree que uno se juegue ahí la campaña electoral.
"En un debate no se juega uno la campaña electoral, no se juega un país la elección del presidente del Gobierno. Malo sería si fuera así", manifestó durante una pequeña charla que mantuvo en la cadena SER con sus tres principales adversarios, en la que se desearon suerte y una "buena campaña" unos a otros.
El jefe del Ejecutivo en funciones ha recordado que ha participado anteriormente en otros debates -"es verdad que eran debates a dos", como la de las pasadas elecciones, junto a Pedro Sánchez - y en las encuestas posteriores se preguntaba a la gente si había cambiado o no su voto y en qué sentido. "No hay demasiados cambios y eso tiene su lógica. La gente no va a decidir el voto en función de un debate solo o de dos o de tres, sino que lo decide en función de la trayectoria que tienen los candidatos, el partido, su forma de pensar...", ha apostillado.
En entrevista con Pedro Piqueras en Telecinco, Rajoy explicó que "el señor Iglesias pidió un debate con el argumento de que él creía que la suya era la segunda fuerza política. Claro, yo lo que no iba a tener era un debate con el señor Iglesias, otro con el señor Sánchez y luego otro con el señor Rivera, al que tampoco podía dejar..." (fuera). "Y entonces al final dije, pues mira, lo mejor y lo más sensato es que hacemos todos un debate a cuatro y a quien Dios se la dé San Pedro se la bendiga".
Aunque en los últimos días algunos integrantes del comité de campaña del PSOE restaban trascendencia a esta cita, asegurando que no será tan decisiva como se puede pensar, en la mente de muchos está el efecto que tuvieron los debates de diciembre y el revulsivo que supuso en el partido su intervención en el cara a cara con Rajoy.
Fuentes socialistas aseguran que Sánchez se plantea un debate "en positivo", porque quiere "aprovechar" la audiencia para explicar el proyecto del PSOE y las soluciones que ofrece a los desafíos a los que se enfrenta España.
Por eso, según estas fuentes, no habrá "salidas de tono ni ataques 'porque sí' a sus adversarios", aunque sí pretende dejar claro "por qué hoy sigue Rajoy": por el "bloqueo" del líder de Podemos, a quien los socialistas han visto más preocupado por los "sillones" que por los problemas de los españoles.
En cualquier caso, aseguran, mantendrá su tono "presidencialista" y anclado en la moderación.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias , afronta el encuentro con el convencimiento de que será "crucial" y decisivo, en lo que ha coincidido con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.
"Es la hora de la verdad", aseguró el candidato a la Presidencia de Unidos Podemos.
Iglesias aprovechó el saludo en la SER para trasladar a sus competidores su deseo de que hubiera más debates. "Deberían ser obligatorios", ha asegurado, antes de afirmar que la cita del 13 de junio sirve, a su juicio, "para que mucha gente decida su voto".
"Creo que va a ser muy importante. Ojalá hubiera más", ha ahondado, tras apuntar que, por esta razón, el debate del lunes cobra la misma importancia que la que a su parecer tuvo el que se celebró antes de las elecciones del 20 de diciembre, y al que no asistió Rajoy, que envió a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en su lugar.
Rivera coincide con Iglesias en que el debate a cuatro es "crucial". "Es importante que los españoles conozcan algunas opciones, las opciones de toda la vida, y también los proyectos distintos. Si queremos cambiar a mejor, si queremos cambiar a peor...", opina el líder de Ciudadanos.
"El debate es importante para movilizar a los electores, que están cansados por un lado pero con ganas de soluciones por otro", añadió.