El núcleo familiar, nuevo foco de trabajo en 'Hermano mayor'

Pedro García Aguado, 'Hermano mayor'mediaset.es

.

Hay ocasiones en las que la familia sirve de punto de apoyo básico para solucionar un problema, pero ¿qué sucede cuando se convierte en el origen del mismo? ¿Y cuando forman parte de él? Abordar los problemas desde una perspectiva global, incidiendo en la responsabilidad de todos los afectados, será el principal elemento diferenciador de Hermano mayor, que regresa a Cuatro el viernes, 18 de octubre, a las 21.30.
La experiencia y personalidad arrolladora del terapeuta Pedro García Aguado, ayudado por la psicóloga Sonia Cervantes, se ponen de nuevo en marcha en esta nueva temporada, producida por Mediaset España en colaboración con Plural Entertainment. Durante su trabajo con los jóvenes, Hermano mayor ha descubierto que, en algunos casos, las actitudes de algún miembro de la familia actúan como epicentro del conflicto, destruyendo la convivencia y provocando sentimientos de abandono y aislamiento en los jóvenes, sentimientos que desembocaban en situaciones de agresividad y violencia. Por ello, Pedro García Aguado abordará diferentes terapias en cada uno de los casos con las que los implicados experimentarán situaciones de emotividad extrema y les harán ver su implicación y grado de responsabilidad en cada proceso.
El programa contará con los testimonios de otros protagonistas de anteriores temporadas que han conseguido superar sus problemas de conducta tras su paso por el espacio. Además, Hermano mayor tendrá el apoyo de diferentes figuras reconocidas y admiradas por los jóvenes, como el presentador Jesús Vázquez, el futbolista David Albelda, los cantantes Andy y Lucas o el piloto de motocross Dani Torres, que ayudarán a reconducir distintos conflictos.
Casos de manipulación, adicciones, machismo, situaciones violentas... La sexta temporada de Hermano mayor está protagonizada por jóvenes entre 18 y 24 años inmersos en distintos conflictos. El primero de ellos acercará a los espectadores a la vida de Tamara, una joven de 24 años, celosa, obsesiva con su familia y con sus relaciones. Tamara vive en guerra con su madre, a la que acusa de tratar a su hermana mejor que a ella. Adicta a los videojuegos y a las películas de guerra, la joven consume grandes cantidades de alcohol. Para ella, su casa es una discoteca con barra libre.
Otros casos analizados esta temporada son: Alfonso (22 años), a punto de someterse a una operación a vida o muerte, vive obsesionado con el dinero y con el tuning. Su familia le ha dado la espalda por robar a su abuela, aunque eso a él no le importe. Aquejado de una grave enfermedad y a la espera de una operación a vida o muerte, Alfonso juega con el dolor de sus padres chantajeando con no tomarse la medicación si no ceden a sus deseos.
Javier (20 años) ejerce un fuerte comportamiento machista sobre su madre y su hermana. En casa impone su ley porque "él es el hombre". Javier está convencido de que su madre y su hermana están a su servicio y hace gala de ello. Incapaz de controlar su ira, se pone agresivo y violento si algo no está a su gusto.
Kevin (19 años), perteneciente a la tribu Emo, está obsesionado con la comida, el móvil y la tablet. Su madre vive en medio de un conflicto familiar protagonizado por el propio Kevin, agresivo y vago, y su padrastro, un hombre estricto que no comprende la forma de vida del joven. Los tres tendrán que involucrarse en dinámicas que sirvan para solucionar los reproches que se cruzan en todas las direcciones.
Santi (22 años), celosa y controladora de su madre, ejemplifica el rol dominante en una familia en la que los papeles están cambiados: la hija se ha convertido en la "madre" de su progenitora, controlándola al punto de que no le deja hacer nada sin su aprobación. A la joven, que mantiene una relación con un hombre casado, le gusta obtener dinero fácil para pagarse sus caprichos.
Soraya (18 años) no quiere aceptar las normas de la familia y responde con agresiones e insultos hacia su madre, a la que reclama atención constante. Además, desde la separación de sus padres, Soraya se ampara en este conflicto para conseguir lo que desea.
Germán (22 años) manipula la realidad. Sólo piensa en si mismo y no confía ni respeta lo más mínimo a sus padres, a los que intimida con su actitud. El ambiente familiar no existe, se tratan como verdaderos desconocidos. El joven siempre consigue convertirse en víctima de la situación, aunque su estrategia no siempre acaba bien. En la actualidad está cumpliendo trabajos sociales por el robo que cometió en una casa.
En sus cinco temporadas, Hermano mayor acumula un 11,4% de share y casi dos millones de espectadores y supera el 20% entre los espectadores de 13 a 34 años (20,1%). 
"Pedro García Aguado es para Cuatro y para Mediaset uno de sus valores sobresalientes. Hablar de Hermano Mayor es hablar de televisión de calidad, una televisión comprometida, una televisión que está pegada a la calle y a la realidad. Pedro consigue trasladar a la televisión una experiencia vital que le marcó y que le sirve ahora para realizar un trabajo ejemplar y altamente positivo con un grupo de chavales que no son malos, sino que están pasando por situaciones malas. En esta nueva temporada, después de más de 60 capítulos, los espectadores verán que el programa alcanza un estándar de calidad muy alto y con el foco muy afinado", ha explicado Mariano Blanco, director de Producción de Programas de Cuatro, durante la presentación de la nueva temporada del programa. 
Nathalie García, directora general de Plural Entertainment, ha destacado que "Hermano mayor es lo que es gracias a su equipo. Tenemos el inmenso orgullo de hacer este programa porque es importante producir este tipo de televisión, una televisión con la que tienes la sensación de ser verdaderamente útil".
El propio presentador del programa y terapeuta, Pedro García Aguado, ha señalado que "Hermano mayor es un programa de emociones, de sensaciones y de pura realidad. Todo lo que sale en pantalla tiene calado social. Una de cada cuatro familias vive con un adolescente que desarrolla un problema de conducta. Este año hemos abierto el abanico para abordar los problemas con toda la familia. Es un riesgo importante. ¿Cómo le dices a un padre que está educando mal a su hijo? También nos hemos atrevido a proponer dinámicas para todo el entorno de los chavales, algo que no es fácil, porque cambiar mapas mentales es complicado, pero en la mayoría de los casos las familias acaban dándonos las gracias".
"En esta temporada hay casos muy emotivos en los que las familias asumen lo que ha pasado durante años. Muchos chavales fueron víctimas que han acabado siendo verdugos y ha habido que trabajar duro con ellos. Son casos muy especiales que reflejan situaciones que están pasando en muchos hogares de España", ha concluido el presentador.