Joaquín Reyes suplanta a sus parodiados en 'Feis tu feis'

.

Joaquín Reyes está acostumbrado a hacer parodias. "Pero con el personaje lejos, y evitando encontrármelo luego", bromea. Ahora, en Feis tu feis (que Cuatro estrena el 27 de mayo a las 22.30) no tiene escapatoria. A sus invitados -el primero, el líder de Podemos, Pablo Iglesias - los estudia, charla durante horas con ellos, habla con sus conocidos para dibujar un retrato más completo, y, con los deberes hechos, se caracteriza para actuar como un espejo.
Esa es, en esencia, la fórmula de este formato de origen israelí -How to be- que ha adaptado 100 Balas. "No es una entrevista", precisa Leonardo Baltanás, director de Producción de Contenidos de Mediaset España. Trata de "vivir la vida de otra persona, acercarse, suplantar" al invitado, que acaba "autoentrevistándose" para que le conteste su alter ego -que no es otro que Reyes-.
Además de Iglesias, se colocan frente a Reyes el presentador de Telecinco Jorge Javier Vázquez, el futbolista Joaquín y el actor y director Paco León.
Para ponerse en situación, al humorista manchego le han ayudado el maquillador Nacho Díaz y el cómico e imitador Raúl Pérez. "Pero no soy un imitador", se apresura a aclarar Reyes, quien pretende realizar un "trabajo psicológico" de sus invitados.
Su reto principal ha sido "hacer la parodia a la cara", algo que, además, le ha obligado a "trabajar más", porque no podía hacer tanta caricatura como acostumbra, y estaba obligado a ser más "sutil". A cambio, ha sentido "esa magia que sentía al principio" de la profesión.
Cada una de las cuatro entregas de Feis tu feis se articula en torno a dos partes muy diferentes y complementarias.
La primera comprende una convivencia entre Joaquín Reyes y su invitado. El espectador también podrá conocer la guarida de Joaquín: un singular escenario a medio camino entre una agencia de detectives y el clásico despacho de un obsesivo agente del FBI desde donde el humorista investiga y analiza la figura de cada personaje. En este peculiar centro de operaciones recibe posteriormente a cada invitado para realizar una pequeña retrospectiva cara a cara con toda la documentación sobre su vida que ha conseguido reunir sobre un enorme panel, como fotografías, artículos de prensa y recuerdos personales.
Feis tu feis. Joaquín Reyes, en Cuatro
La segunda y última parte del programa tiene lugar una vez transcurridos estos días de convivencia. Joaquín Reyes, totalmente imbuido de la personalidad y mentalidad de su invitado, empezará a transformarse en su invitado. El humorista trabajará a fondo asesoramiento gestos, ademanes y tonos de voz, una tarea para la que contará con el asesoramiento del cómico e imitador Raúl Pérez. A nivel estético, se mimetizará con él a través de un elaborado trabajo de construcción y caracterización facial, maquillaje, peluquería y un cuidado estilismo que darán como resultado un clon de cada celebrity.
Feis tu feis. Joaquín Reyes, en Cuatro
Por primera vez desde que arranque todo el proceso, el invitado se sentará frente a su doble, descubriendo matices de sí mismo que ignoraba y dispuesto a entrevistarse planteando preguntas que Joaquín Reyes responderá con el ingenio y el sentido del humor que le caracterizan.
El encuentro, a medio camino entre una psicodélica entrevista, una charla entre amigos y una sesión de terapia, será sobre todo un ejercicio de risas, humor y confidencias insospechadas presidido por las locuras y las ocurrencias de Joaquín Reyes.
El primero en comprobar lo fácil, y a la vez difícil, que puede resultar mantener una conversación en voz alta consigo mismo será el secretario general de Podemos.
Feis tu feis. Joaquín Reyes, en Cuatro
Para conocer al líder de Podemos y candidato a la presidencia del Gobierno, Joaquín Reyes efectúa un concienzudo a la vez que divertido trabajo de investigación. En su semana de convivencia con Pablo Iglesias comparte con él diferentes momentos de su vida cotidiana: corren juntos en un parque del madrileño barrio de Vallecas, se toman unas cañas en uno de los bares que frecuenta habitualmente Pablo Iglesias y mantienen distendidos encuentros en los que éste repasará diferentes momentos de su infancia y juventud, así como su trayectoria desde sus inicios hasta el momento actual.
El programa también cuenta con los testimonios de Juan Carlos Monedero y Carolina Bescansa, cofundadores de Podemos, e Íñigo Errejón, secretario político del partido; Jorge Vestrynge, uno de sus profesores en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense; Miguel Ángel Rodríguez, exportavoz del Gobierno, y Paco Marhuenda, director de La Razón, así como de diferentes analistas políticos y expertos en redes sociales.
Feis tu feis. Joaquín Reyes, en Cuatro
Una vez realizado el trabajo de campo, Joaquín Reyes muta en su invitado y tendrá que responder a las preguntas formuladas por el propio Pablo Iglesias adoptando su mentalidad, sus gestos y sus ademanes más reconocibles.
Gracias a una caracterización realista y minuciosa realizada por Plan 9 -el equipo de make up que acompaña a Joaquín Reyes desde los inicios de su carrera-, el humorista mutará en su invitado. Una compleja tarea que corre de la mano de Nacho Díaz, el jefe de maquillaje.
En el caso de Pablo Iglesias, "el proceso de maquillaje duró aproximadamente dos horas y media. Joaquín tuvo que utilizar prótesis de silicona de nariz, labios y orejas y unas pequeñas prótesis en los párpados para conseguir la mirada de Pablo", explica Nacho. "Además, le cambiamos el color de ojos con unas lentillas oscuras y completamos el maquillaje con la peluca, el bigote y la perilla de pelo natural".
Feis tu feis. Joaquín Reyes, en Cuatro
Recrear al doble de Jorge Javier Vázquez implicó cuatro horas de trabajo, cuenta el experto de Plan 9. "Su maquillaje consistía en una pieza grande de silicona que cubría carrillos y cuello, otra pieza para la nariz y el labio superior y una pieza para el labio inferior. La barba tan característica de Jorge Javier se creó 'inyectando' pelo natural en la propia prótesis de silicona y cortándolo posteriormente".
Paco León tuvo como signos distintivos "una peluca de pelo natural rizada, teñida y cortada igual que el pelo del director de Kiki. También se crearon unos dientes especiales", recuerda Díaz. Y en el caso del futbolista Joaquín "lo más distintivo fue el cambio de tonalidad de piel que hubo que aplicarle a Joaquín Reyes para asemejarle al deportista".
Feis tu feis. Joaquín Reyes, en Cuatro