Ocho voluntarios aceptan el reto de 'El método Osmín'

Osmin Hernández, 'El Método Osmin'mediaset.es



Ya no hay excusas que valgan para no mejorar el tono muscular y aumentar la autoestima. Pero hay que hacerlo siguiendo las consignas de Osmín Hernández, el particular instructor de El método Osmin, que acaba de aterrizar en España para iniciar las grabaciones de este nuevo formato que Cuatro incorpora a su oferta de contenidos
Durante 30 días ininterrumpidos, los candidatos a conseguir mejorar su aspecto físico se someterán a un entrenamiento radical que nunca olvidarán. Tomando las calles de nuestro país como improvisados gimnasios, y las escaleras, badenes, vallas o cualquier otro mobiliario urbano como elementos deportivos, Osmín someterá a los voluntarios a peculiares ejercicios que les harán recuperar la forma física que siempre soñaron y que quizá jamás habían tenido.
Para El método Osmín, coach producido por Cuatro en colaboración con La Competencia, se han presentado más de 3.000 candidatos. Solamente ocho personas han sido las elegidas para someterse al reto de Osmín. Sus perfiles son variados y complementarios. Hay hombres y mujeres cuyas edades van desde los 22 hasta los 40 años.
Entre ellos hay una bloguera con muchas curvas; un chico que quiere superar las oposiciones a policía; un hombre en plena crisis de los 40 con síndrome de Peter Pan; una mujer que necesita adelgazar para poder quedarse embarazada; o un hombre que ha perdido el apetito sexual debido a su físico. Para todos ellos, comienza una experiencia de la mano de Osmín que les cambiará por fuera y, mucho más importante, por dentro.
"A mi programa viene gente con todo tipo de problemas y miedos: baja autoestima, depresión y muchos complejos físicos. Me he ido dando cuenta de que la gordura siempre viene junto con un problema interior. Si tú no te quieres, no te cuidas. Yo les cambio tanto el cuerpo que acaban queriéndose mucho", dice el entrenador.
Incapaz de admitir un "no" como respuesta, Osmín Hernández, exmilitar cubano y entrenador de celebrities como Matt Damon, Madonna o Mickey Rourke, mostrará su peculiar carácter con la intención de someter a su plan de choque a los candidatos y que logren así el objetivo que estaban buscando: un cuerpo sano y tonificado.
No faltará una particular dieta alimenticia con el pescado, la ensalada y el agua como pilares esenciales durante ese mes de entrenamiento. Un requerimiento que no pasará desapercibido entre sus alumnos y que no será del agrado de todos.
"Me encantan algunas de las costumbres que he descubierto en España, como las tapas o la siesta, pero veo que aquí se ingieren muchas calorías que luego no se queman. Voy a tener que doblarle el entrenamiento a los participantes de El método Osmín para equilibrar", señala Osmín Hernández.
Osmín Hernández responde a la perfección al concepto de hombre hecho a sí mismo que tanto gusta y tanto triunfa en Estados Unidos. Nacido en La Habana, la calle y las playas de Santa Fe han sido la escuela donde se ha forjado. Una beca por ser campeón nacional de kayak le abrió la puerta de la formación académica y los estudios, pero Osmín, amante del deporte y las artes marciales, decidió orientar su vida hacia el Ejército.
Enrolado en la Marina de Guerra, fue sometido a duros entrenamientos y una férrea disciplina que forjaron su carácter. A los 20 años, decidió abandonar Cuba y emigrar como balsero ilegal hasta la soñada tierra prometida, Miami. Corría el año 1991.
Pronto encontró trabajo en el Larios on the Beach, un restaurante propiedad de Gloria y Emilio Estefan. Su proximidad a la playa permitía a Osmín, en sus ratos libres, entrenar aplicando sus conocimientos y tácticas militares a los elementos que allí encontraba. Así nació El método Osmin. Emilio Estefan le vio ejercitarse y le propuso contratarle como entrenador. Pronto corrió la voz entre las celebrities de Miami acerca de tan peculiar personal trainer. Mariah Carey, Jon Secada, Carmen Elektra o Anna Kournikova son algunos de los rostros y cuerpos famosos que se pusieron (y siguen) en sus manos.
Vivió en Los Angeles una temporada invitado por Mickey Rourke, quien le pidió que le preparara para su papel en El luchador. Mark Wahlberg, Madonna o Matt Damon también le reclamaron sus servicios.
Todo el que ha pasado por sus manos asegura que este atípico entrenador les ha cambiado la vida. Ahora está en Cuatro dispuesto a cambiar la vida de aquellos valientes que han decidido sumarse a El método Osmín.