El 'pitcher' americano no creía que su padre hubiese nacido en España

.