La luna de miel menos íntima de Alaska y Mario

Alaska y Mariomediaset.es

.

Alaska y Mario vuelve a lo grande. El reality de MTV sobre la cantante y su esposo ha iniciado la grabación de su segunda temporada, que llegará en marzo y que embarcará a los espectadores del canal en un viaje de luna de miel.
La mediática pareja viajará hasta Los Ángeles, la meca del cine, y Las Vegas, la ciudad en la que se convirtieron en matrimonio por primera vez, acompañados, además, de Nancys Rubias y el resto de su grupo de amigos.
Sin embargo, antes de que pongan rumbo al viaje de novios, las dos celebrities tendrán que dejar atadas muchas cosas en Madrid. Proseguirán con todos sus compromisos profesionales, multiplicados si cabe aún más desde que protagonizaron la primera temporada de este reality producido en colaboración con El Terrat.
Más visitas al endocrino y más clases particulares de inglés, ensayos, giras, presentaciones, actos sociales... Siempre con las cámaras de MTV a sus espaldas registrando sus movimientos y permitiendo a todos los espectadores adentrarse una vez más en sus particulares vidas.
Además, caras conocidas del mundo de la cultura y la sociedad interactuarán con los dos protagonistas. Boris Izaguirre, Alejandro Amenábar, Raphael, Bruce Labruce o Los Morancos son algunos de los que compartirán plano con la pareja.
Alaska y Mario alcanzó cotas de audiencia récord para el canal en su primera temporada, convirtiéndose en el programa más visto de la historia de MTV, hasta llegar al 6,4%.
En la primera temporada, las puertas de su colorida casa se abrieron para descubrir su cotidianeidad y sorprender al espectador con lo que hay detrás de una estrella del pop, sus deseos, sus gustos, sus problemas, y su entorno de familia y amigos.
Además, Mario Vaquerizo y Alaska hicieron partícipes a los espectadores de MTV de su propia boda al pasar por el Registro Civil después de mostrar durante semanas los preparativos del enlace.
La pareja de artistas ya se casó en el año 1999, pero en Las Vegas, destino ahora de su luna de miel.  Finalmente decidieron formalizar su relación ante las leyes españolas para evitar problemas "burocráticos" y lo compartieron con el público que ahora también será partícipe de su enlace en norteamérica.