Osos locos por la música y caballos que entran al trapo en '¡Vaya fauna!'

.