'Chester smile' establece los límites del humor

La actriz y cómica Yolanda Ramos y el ex Martes y 13 Josema Yuste se sientan en el sofá de Risto Mejide para hablar de las luces y sombras de su profesión el domingo 10 de febrero en Cuatro (21.30).

La risa es una vía de escape para superar las batallas cotidianas, un arma para relativizar las adversidades. Pero, ¿es lícito reírse de cualquier situación? Casos de tuiteros o humoristas que han tenido que pisar los juzgados han puesto en el punto de mira el debate sobre los límites del humor. La actriz Yolanda Ramos y el humorista Josema Yuste charlarán el domingo 10 de febrero (21.30) en Chester smile sobre el humor y sus posibles aristas y sobre las luces y sombras de su profesión.
Chester Smile-Yolanda1
Chester Smile-Yolanda2
Chester-Smile-Yolanda3
Conocida sobre todo por su trabajo como actriz y presentadora en televisión, Yolanda Ramos trabajaba como vedette en Barcelona cuando José Corbacho le dio su primera oportunidad en televisión. "Yo ya lo sospechaba. Muchas veces cuando me sentía muy desgraciada, pensaba: 'Va, tía, tira, que de esto podrás hacer cine o algo". De ahí, una carrera meteórica que le ha llevado a trabajar con los más grandes y a las puertas de un Goya. "Aprendí más de Corbacho que de Almodóvar. Pedro, una persona de su estatus, me hizo sentir muy vulnerable. Tío, que te disfrazabas de mujer en la Movida. Si tú fuiste artista, nosotros también, y si tú fuiste vulnerable, nosotros también".
Y es que si algo está claro de los artistas es que tras el maquillaje se esconde un mundo de inseguridades. "Hazte a la idea de que cuando busco en internet críticas, en vez de ir así a lo loco, pongo 'Yolanda Ramos, la mejor actriz de España", asegura entre risas la actriz.
Chester Smile-Josema1
Chester Smile-Josema2
Chester Smile-Josema3
Josema Yuste se coló en las pantallas de millones de telespectadores siendo "la mitad" de Martes y 13, el dúo cómico que formaba con Millán Salcedo. Como pasa con todo, el tiempo ha hecho mella en su humor y en su manera de entenderlo. Tanto el propio, con el controvertido gag de la mujer maltratada ("No volvería a hacer ese sketch. Era una cosa de humor absurdo. Lo sacas de contexto, lo traes aquí hoy y, claro, es acojonante. Ni se me ocurriría hacerlo") como el ajeno, con su polémica con el humorista Dani Mateo: "La reacción fue exagerada, pero creo que, en cierta medida, me ofendió un poquito. Hay muchos millones de españoles que se han ido a emigrar a Alemania a trabajar, a luchar, a sacar a su familia adelante; a traer el sueldo aquí cuando podían venir a traer el sueldo, que las han pasado putas y canutas, y para ellos esa bandera significa seguramente más que para mí. Mucho más. Entonces yo sólo por eso no lo hubiera hecho".
Y puestos a hablar de humor, no puede faltar una mención a los políticos. "Yo creo que sí tienen sentido del humor. Pablo Iglesias es un tío que tiene sentido del humor. Rajoy tenía sentido del humor. En Sánchez no se lo encuentro, por ejemplo".