Campaña de Google para no pagar a los editores

La televisión de Google, cada vez más lejosmediaset.es

.

Bajo el lema Defiende Internet, Google ha lanzado una agresiva campaña en Internet contra la propuesta de cobrar licencias por distribuir los resúmenes con los enlaces en su página de inicio. La campaña invita a los internautas de todo el mundo a que rellenen un formulario y se comuniquen con los parlamentarios rechazando la propuesta. Google con su universo de aplicaciones en Internet se ha convertido en la líder indiscutible Internet, gracias a su servicio del motor de búsquedas, la plataforma de vídeos Youtube o el correo electrónico Gmail, entre muchos otros. Algunos de ellos le han supuesto encontronazos con la justicia, como la biblioteca Google Books, que mantiene abierto un frente legal por la propiedad intelectual en Estados Unidos.
Google está enzarzada en esta ocasión en una agresiva disputa con el Gobierno alemán, debido a la propuesta de ley que exige el pago de una licencia por parte de los motores de búsqueda a editores y medios de comunicación, por proporcionar resúmenes de sus entradas en la página de resultados. Google responde a una pregunta clave con un listado de páginas web en las que añade un extracto con un enlace a las páginas más relevantes.
La propuesta alemana exige que los buscadores paguen una licencia por el uso de esta información o eliminen el extracto de las páginas web de su página de resultados.
"El Parlamento alemán esta semana debatirá una propuesta para una nueva ley que amenaza con cambiar la web como lo hemos conocido durante los últimos 20 años y hacer la búsqueda de información en línea mucho más difícil en el futuro", dice Google en su blog.
Una de las fuentes de financiación más importantes de la compañía descansa en la publicidad por Internet. Las empresas pagan enlaces promocionados y anuncios personalizados, en los que los anunciantes pagan a Google por cada clic que realizan los internautas.
En el caso de que este proyecto de ley se aprobara, Google tendría que reformular el diseño de su página de resultados para evitar los resúmenes, o pagar grandes cantidades por las licencias con todas las editoriales y páginas web.
Por su parte, la iniciativa del buscador ha generado grandes críticas en Alemania. El medio WAZ afirma que "Google no es el salvador del libre flujo de información en la web, y ciertamente no es el Robin Hood de todos los usuarios de la web".