Shackleton niega que el anuncio de la RAE sea sexista

.

El presidente de Shackleton Group, Pablo Alzugaray, ha rechazado este miércoles las acusaciones de sexismo que tres organizaciones de mujeres y el propio Instituto de la Mujer han vertido sobre la campaña publicitaria que la agencia ha elaborado por encargo de la Academia de la Publicidad para conmemorar el tercer centenario de la Real Academia Española de la Lengua. Según ha dicho, no hay nada de sexismo en la imagen de "una madre educando a su hijo".
El spot en cuestión aprovecha el lema de la RAE, 'Limpia, fija y da esplendor', para parodiar un anuncio de detergente, mostrando a una mujer que llega a su cocina, ve que su hijo ha derramado un frasco de mermelada en el suelo y le ordena que lo recoja antes de que llegue su padre. La mujer utiliza en la reprimenda un lenguaje incorrecto que se remedia cuando recurre al diccionario de la Real Academia.
"No hay absolutamente nada en lo que ella dice, ni en cómo está vestida, ni en lo que ella hace, que permita pensar o que lleve a pensar que esa mujer es la que se ocupa de las tareas del hogar. De hecho, esa mujer podría ser la presidenta de una compañía del Ibex", ha señalado Alzugaray en declaraciones a Europa Press.
Alzugaray incide además, en que contra el esquema habitual en los anuncios de productos de limpieza en los que una mujer "llega, ve lo que el niño ha manchado, lo deja todo reluciente, el niño queda feliz porque su madre ha resuelto el problema y ella queda como la heroína que lo limpia todo", este anuncio muestra lo contrario; "le dice a su hijo varón que limpie lo que ha manchado".
"Si la líder mundial del feminismo llegara a su casa y se encontrara a su hijo ensuciando el suelo con mermelada, ¿qué haría?, ¿cuál sería el comportamiento adecuado frente a esa situación? La respuesta que me doy es que le diría a su hijo que lo limpiase, y eso es exactamente lo que pasa en el anuncio", argumenta el presidente de la agencia.
En su opinión, cabría alguna duda si la mujer apareciese en escena cargando una fregona o se lamentase en el diálogo de haber estado limpiando todo el día, pero no es el caso. "No es una mujer degradada ni anulada por la sociedad: es una señora normal, una madre educando a su hijo", ha añadido.
Para el responsable de Shackleton quizá "se están decodificando los anuncios a partir de los prejuicios de quien los está decodificando". "Hay ocasiones en que se pueden cometer errores y si lo hemos hecho, lo siento, pero no creo que sea el caso", ha señalado.