El Ayuntamiento de Madrid prohíbe un rodaje de Coca-Cola por el conflicto laboral

Tuit Esperanza Aguirremediaset.es

.

El Ayuntamiento de Madrid ha rechazado el rodaje de un anuncio de Coca-Cola en unas instalaciones municipales por el conflicto laboral que mantiene la multinacional desde hace meses y que en Madrid afecta a los trabajadores de la fábrica de Fuenlabrada. El concejal de Ahora Madrid Pablo Carmona, como adelanta El Mundo, explicó en Twitter que Coca-Cola había pedido rodar un anuncio en instalaciones municipales del distrito de Salamanca pero que les habían dicho que "no porque @cocacolaenlucha", en referencia a la cuenta que tienen los trabajadores afectados en la red social.
"Que nadie se líe. Con @cocacolaenlucha se trata de defender el cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo", ha indicado en otro tuit tras recibir mensajes en los que se le critica por esta decisión.
Entre otros, destaca el de la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, quien ha dicho que "no ceder un espacio para rodar este anuncio es una decisión arbitraria".
Un portavoz de Coca-Cola Company ha explicado que dentro de las campañas globales que se están preparando para el año que viene hay varias localizaciones en España y que una de ellas era en la ciudad de Madrid, en concreto en una instalación municipal deportiva.
Así, una productora que trabaja para una de las agencias de comunicación responsables de las campañas publicitarias de la compañía se puso en contacto con el ayuntamiento para pedir los permisos y se los denegaron de "forma unilateral", por lo que han tenido que trasladar la grabación a otro lugar.
Desde la compañía lamentan esta situación y aseguran que "siempre" van a estar abiertos a la colaboración con las administraciones públicas. También han manifestado que quieren seguir "comprometidos" con la ciudad de Madrid.
Tras 20 meses de lucha, un total de 47 trabajadores de la embotelladora de Coca-Cola en Fuenlabrada se reincorporaron el lunes 7 de septiembre a las 6.00 a sus puestos de trabajo, en cumplimiento de la sentencia que declaró nulo el ERE que la empresa había aplicado sobre la totalidad de la plantilla.