Mediaset mejora la eficacia de la publicidad con los bloques más reducidos del sector

.

Menos anuncios para que lleguen mejor al espectador. El 93% de los bloques publicitarios de Mediaset España ya duran menos de seis minutos, una marca no alcanzada por ningún otro grupo. Y se insertan en los momentos de mayor concentración de espectadores. Una estrategia que "normalmente va en detrimento de la propia audiencia" de los programas, explica Quico Alum, director general de marketing de Publiespaña, pero que favorece la "notoriedad de las marcas". "Lo importante es que el anunciante venda", resume, con la mayor eficacia sin descuidar las preferencias del público.
En una rueda de prensa celebrada hoy, Alum ha señalado que "la estrategia se planteó con dos principios: en primer lugar reducir la duración de los bloques publicitarios de prime time de nuestras cadenas y estudiar el efecto que esto tenía. En segundo lugar, queríamos contarle al espectador lo que estábamos realizando y para ello vamos a presentar una serie de cortinillas creativas que introducirán los bloques cortos, que hemos comprobado que son los que mayor valor otorgan a la publicidad".
Según se desprende del estudio de investigación realizado para Publiespaña por el Instituto CIMEC con el objeto de descubrir los factores determinantes a la hora de ubicar la publicidad de una manera más efectiva, la variable qué más repercute en el recuerdo, la notoriedad y la recomendación de las marcas anunciadas es la duración de los bloques publicitarios (72,6%), junto a la posición del anuncio (23%) y la duración del spot (4,4%).
El mismo estudio indica que los bloques con una duración igual o inferior a seis minutos -la ley permite un máximo de 12 minutos de anuncios por hora- mejoran en un 55% la eficacia de la publicidad.
Mediante la implantación de la estrategia de bloques reducidos, Mediaset España protege a la vez la eficacia de su publicidad y de sus contenidos a diferencia de sus competidores, que reducen la efectividad de sus bloques en aras de proteger al máximo sus productos. Alum ha hecho hincapié en este punto: "Con sus estrategias de ubicación publicitaria, nuestros competidores sacrifican la eficacia de los anuncios para poder lanzar titulares sobre la audiencia de sus programas".
Una nueva campaña de cortinillas dará a conocer con más detalle esta política de bloques publicitarios breves.
"Se trata de una forma diferente de dar el paso a la publicidad, muy original y viva, que estamos seguros de que va a sorprender al espectador con numerosos guiños simpáticos que contribuirán también a construir las marcas de las cadenas mediante diversos elementos creativos e incluso de audio basados en el factor sorpresa al espectador", explicó Patricia Marco, directora de Antena de Mediaset España.
"Cuidamos los programas, pero también la publicidad", subrayó Marco. "No todo vale por conseguir audiencia", concluyó.