David Beckham entra en calzoncillos en la Super Bowl

.

Ha terminado su carrera futbolística, y vive volcado en el mundo de la moda. A sus casi 39 años, a David Beckham no le hacen sombra ni los mejores modelos veinteañeros. Es un valor seguro y las firmas siguen contando con él. El británico acaba de embolsarse un millón de euros por volver a mostrar lo mejor de sí en ropa interior, con un anuncio que inaugurará la Super Bowl el domingo 2 de febrero.

El director de este spot es Nicolas Winding Refn. La historia cuenta cómo el ídolo se queda atrapado en un tejado durante una sesión de fotos. Para salir de ahí, David muestra lo muy en forma que está realizando varias acrobacias y saltos. 
Beckham está encantado con el resultado y así lo ha manifestado: "Trabajar con Nicolás Winding Refn en mi nueva campaña para H&M fue increíble. Es uno de mis directores favoritos".
Por su parte, el director solo tiene halagos para el futbolista: "No tenía miedo al hacer las acrobacias. La campaña es divertida, inteligente y espectacular. Además, muestra las diferentes facetas de su personalidad".
Desde que en 2012 comenzase la unión entre Beckham y H&M, sus prendas se ropa interior se han convertido en un must para los armarios masculinos. Ahora la novedad es que también habrá una colección para los más pequeños de la casa.