Mario Vargas Llosa: “No soy un seductor. Me hubiera gustado serlo”

.