Luis del Olmo pierde el 75% de sus ahorros por un "hijo de la gran perra"

Luis del Olmomediaset.es

.

"Soy probablemente el profesional que más dinero ha ganado en la radio. Pero hace mes y medio, el administrador de mis bienes, que era un hombre de mi amistad, que tenía hasta las llaves de mi casa, me ha hecho una estafa de muchos millones de euros. El 75% de lo que tenía ahorrado y que tenía previsto algún día para mis nietos". Así se confesó el martes por la noche el locutor Luis del Olmo ante unos estudiantes que asistían a una mesa redonda sobre periodismo organizada por el Centro Universitario Villanueva.
En su intervención, recogida por Servimedia, el locutor de ABC Punto Radio se mostró muy duro con el administrador de sus bienes hasta fechas recientes, Rogelio Rengel Mercadé, al que acusa de haberle estafado.
"Este Rogelio Rengel ha roto muchos sueños míos y me ha robado todo el dinero que he hecho en madrugadas y tardes y años en la radio. Me quedan cuatro duros contados", añadió. "Los otros se los ha llevado este hijo de la gran perra. Espero verle pronto en la cárcel".
Luis del Olmo anunció que el juicio "saldrá dentro de 15 días" y, a día de hoy, "nadie sabe si el dinero se lo ha llevado en la bolsa, si lo tiene escondido en una banca suiza, o, como las noticias que me han llegado, se corría unas juegas universales en puticlubes de Cataluña. Espero ver a este tío en la cárcel".
Y puestos a sincerarse, y preguntado por una estudiante sobre su opinión respecto a los cambios en la parrilla de ABC Punto Radio, Del Olmo contestó sin medias tintas: "Muy mala. Malísima. No estoy de acuerdo y esto se lo he dicho al jefe de programas y al consejero delegado".

El veterano periodista dijo que le gustan "los compañeros y la radio que hacen", "pero en conjunto no me gusta la programación de ABC Punto Radio. Mañana (por este miércoles) espero hablar con el consejero delegado, y si me quieren oír y escuchar mi punto de vista... Porque creo que hay otra forma para llegar al oyente. No sé si me harán caso".

Del Olmo admite que su "sinceridad" puede resultar incómoda, pero "no es despotricar, es contar mi opinión, lo que yo siento". Esgrime orgulloso esa sinceridad, remarcó, alguien que "ha trabajado siempre por tener libertad en todo lo que he hecho".