La recompra de la fórmula 1 a La Sexta, una "ruina" para Canal 9

Lewis Hamilton celebra la victoria en el GP de Canadá 2010.mediaset.es

.

La recompra de la fórmula 1 a La Sexta -hecha "de forma opaca y sin publicidad"- es un ejemplo de la "ruina económica" de Canal 9. Así lo ha denunciado la portavoz socialista en la Comisión de Control de Radio Televisión Valenciana, Nuria Espí, con las audiencias del GP de Canadá en la mano: un 34,7% de los valencianos (514.000) eligió la cadena privada, frente al 9,7% (144.000) que siguió la carrera por la pública, "dejando en evidencia que la compra de los derechos de retransmisión no estaba justificada".
En un comunicado, Espí señala que "después de hundir su economía, el PP ha logrado también las peores cifras de audiencia de la historia de Canal 9, con datos siempre inferiores al 10%,que tocaron fondo precisamente ayer con un 5,7% de audiencia a pesar de retransmitir la carrera de fórmula 1,que tanto dinero ha costado a las arcas públicas".
La diputada puso como ejemplo de la "ruina económica" de RTVV y el "hundimiento del proyecto que representa Canal 9" por parte del PP, la adquisición de los derechos de retransmisión del Mundial de Automovilismo, cuyo contrato "se ha negado a la oposición en múltiples ocasiones", tanto en el Consejo de Administración de RTVV como en la Comisión de Control de RTVV en las Cortes.
"Algunas fuentes han situado en 18 millones de euros el coste de este contrato", apuntó, dentro de los 195 millones de presupuesto que el canal tiene para este año.
La diputada autonómica ha recordado que "con una deuda de 1.200 millones de euros no era necesario" que la cadena pública acometiera este gasto "y tirara más dinero público a la papelera".
Esta adquisición, "realizada de forma opaca y sin publicidad " sólo se justifica "en el contexto de las múltiples irregularidades en las contrataciones y la gestión del ente público, nunca por el interés que pudiera tener la audiencia".
Además de Canal 9, otras dos televisiones públicas ayudaron ayer a Mediapro y la Sexta a rentabilizar la inversión en los derechos de la F1: la catalana y la asturiana. TV-3, que maneja un presupuesto de 506 millones de euros para 2010, registró un 27,6% de cuota, frente al 15,5% de la cadena privada.
La televisión del principado (40 millones de euros a su disposición en 2010) acumuló una cuota del 28,1%, frente al 40,5% de La Sexta.