La retirada de publicidad en TVE evita la quiebra del sector

.

Si Televisión Española no hubiera renunciado a la publicidad, ahora "todos estaríamos en una situación muy complicada" , señala Alejandro Echevarría, presidente de Telecinco y de Uteca, la patronal de las cadenas privadas. Con los 500 millones de euros liberados, "se ha conseguido evitar que el sector audiovisual español esté en quiebra", añade. Además, se ha hecho para satisfacción de los espectadores (el 80,1%), según un estudio sobre los efectos de las retirada de anuncios en la televisión estatal, realizado por Random Estudios de Opinión.
Entre las ventajas que supone el nuevo modelo de TVE para los encuestados (un millar de espectadores habituales de la cadena), además de las obvias (programas sin cortes, acaban antes...), destaca que la audiencia considera que  "al ser una cadena pública no debe emitir publicidad".
Entre las desventajas, figuran que los anuncios son necesarios para las empresas , o que esta medida ha afectado a un incremento en la partida de dinero público que se destina a su financiación. Un extremo desmentido por Jorge del Corral, secretario general de Uteca, quien ha recordado que la retirada de anuncios en RTVE "no ha supuesto ni un euro más a las arcas públicas", ya que las aportaciones compensatorias salen de las privadas (3% de sus ingresos) y las operadoras de telecomunicaciones (0,9%).
Echevarría ha aprovechado la convocatoria para anunciar que Deloitte prepara un estudio sobre alternativas a la financiación de las televisiones autonómicas, que actualmente hacen uso de la doble vía:  ingresos por publicidad y fondos públicos.
El informe estará listo a finales de abril o principios de mayo , antes de las elecciones autonómicas, para que las formaciones políticas puedan usarlo como punto de partida en el debate sobre el futuro de estas cadenas.
Asimismo, el presidente de Uteca ha confirmado que las privadas seguirán denunciando la "sobrepuja" de Televisión Española en derechos como los de la Liga de Campeones. "Si estamos pagando el 3% de nuestros ingresos" para financiar a la cadena estatal, "queremos que esa televisión pública no haga competencia desleal", apunta Echavarría.
"Tenemos la razón moral y jurídica", concluye.
También de "competencia desleal" ha hablado Del Corral al denunciar la política publicitaria de las autonómicas, que comercializan conjuntamente una parte de su tiempo disponible para anuncios para captar cuota libre de TVE.
Y que, asimismo, han bajado precios, distorsionando el mercado, como antes hacía TVE, fijando unas tarifas hasta un 30% inferiores al resto de operadores.