Los rodajes de 'Dos hombres y medio' y '24', parados por problemas de salud

El actor estadounidense Charlie Sheen.mediaset.es

.

Terapia preventiva para drogadictos y problemas con quistes junto a los riñones. Son la causa de que se hayan parado los rodajes de dos de las series de mayor éxito en EEUU, Dos hombres y medio y 24.
Por un lado, Charlie Sheen ha entrado en una clínica de rehabilitación. Según los representantes del actor, se trata de un ingreso preventivo, es decir, que niegan que el intérprete tenga verdaderos problemas con el alcohol o las drogas, sino que ingresa "por si los pudiera tener".
Esta medida tiene lugar después de que saliese publicado que su mujer, Brooke Mueller, era adicta al crack y de que el protagonista de Dos hombres y medio (La 2 y CBS) fuese detenido el día de Navidad tras una llamada de su esposa a la Policía en la que aseguraba que le estaba amenazando con un cuchillo.
De este modo, según anunció la CBS en un comunicado, . la producción de Dos hombres y medio ha quedado paralizada de modo indefinido
Lo que no han confirmado, pero así aparece reflejado en los medios de comunicación estadounidenses, es que la rehabilitación que va a llevar a cabo el actor es iniciativa de los productores de su serie. Al parecer, señala Digital Spy, después de todos sus problemas familiares, el rendimiento de Sheen en el trabajo no era el que se puede esperar de una de las estrellas mejor pagadas en la televisión (cobra 605.000 euros por cada episodio), u por ello decidieron que era mejor darle un descanso.
No es la primera vez que Sheen se somete a una terapia de rehabilitación. En la década de 1990 se internó en dos ocasiones por abuso de drogas y de alcohol.
Por otra parte, la salud de Kiefer Sutherland, que da vida al agente Jack Bauer en 24, es la culpable del parón de su serie, debido a una operación por la rotura de un quiste cerca de uno de sus riñones.
Sutherland, de 43 años, se reincorporará en marzo al rodaje de la serie, que protagoniza y produce, después de someterse con éxito a una operación de un quiste cercano a un riñón.
La portavoz de Sutherland, Evelyn Karamanos aseguró que el intérprete estaba "frustrado" por perder varios días de trabajo, pero Fox decidió que lo mejor era que se sometiera a una cirugía por precaución, ya que "podría haber complicaciones", teniendo en cuenta que para el final del rodaje de esta temporada, la octava, aún faltan "seis semanas".