¿Clinton o Trump? Homer Simpson ya se ha decidido

.

Hace más de tres lustros ya se prepararon para su victoria -y sus devastadores consecuencias- y ahora, en plena carrera electoral, Los Simpson cargan contra el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump. En un vídeo, la familia amarilla se mofa sin piedad de la imagen del magnate y, además de revelar el secreto de su tupé, se decantan claramente por su oponente, la demócrata Hillary Clinton.
Trump lleva siendo objeto de burla desde que decidió postularse como presidente de Estados Unidos. Su peculiar sentido de la imagen, de la política y, especialmente, sus altisonantes comentarios racistas, xenófobos y machistas son caldo de cultivo ideal para hacer mofa y befa del candidato republicano. Ahora Los Simpson se ha burlado de su egolatría a través de un vídeo publicado en el canal de YouTube Animation on Fox, en el que parodian un anuncio que Hillary Clinton lanzó contra Obama en la carrera por la candidatura demócrata para las elecciones presidenciales de 2008.
En la escena de casi dos minutos, Homer y Marge discuten a quién votar. Homer decide hacerlo a la manera americana y enciende la televisión para que le convenzan. En ese momento se emite un spot en el que se ve cómo reaccionan el matrimonio Clinton y Trump ante una llamada de emergencia de seguridad nacional a las tres de la mañana.
En dicho anuncio, se comparan las dos posturas: el tradicional matrimonio demócrata de Bill y Hillary Clinton contra un Donald Trump que demuestra preocuparse más por su aspecto. A este último le representan hablando por teléfono en su cama mientras un equipo le maquilla, le broncea y le coloca un perro en la cabeza a modo de peluquín.
Lo más impactante es que se ve cómo Trump lee en su cama, antes de dormir, un libro titulado Grandes discursos de A. Hitler. Tras ver la reacción del pretencioso Trump, Homer apaga la televisión y le dice a Marge que votará al republicano. Ante semejante revelación, Marge amenaza a su marido con no volver a estar juntos si vota al magnate y Homer, finalmente, cambia de opinión.
El capítulo Bart al futuro de Los Simpson, emitido el 19 de marzo de 2000, ya profetizó las consecuencias que una presidencia de Donald Trump provocaría en  Estados Unidos. Además, en ese episodio, Matt Groening auguró que Trump se alzaría ganador y que el país quedaría en quiebra absoluta.
En aquella entrega, Lisa Simpson se convertía en la presidenta sucesora de Donald Trump y debe solucionar los problemas económicos que el empresario causó. El guionista de la ficción Dan Greany explicó que fue un episodio a modo de advertencia para América. "Lo emitimos porque era coherente con la visión que teníamos de que América se estaba volviendo loca", señaló Greany.