Las series estadounidenses acuden al olor de la marihuana

Weedsmediaset.es

.

Aroma a maría en la televisión de Estados Unidos. La legalización del consumo de la marihuana en 23 estados ha inspirado a cadenas y productoras, que se han lanzado a levantar series con el canuto como eje central de las tramas. Hace una década, las drogas blandas ya protagonizaron Weeds, en torno a una Mary Louise Parker convertida en un ama de casa que se reinventa como camello del barrio. Luego ya vendría la metanfetamina con Breaking bad.
Ahora, de vuelta al cannabis, repasamos los proyectos que hay en marcha, y que en su mayor parte se toman el asunto con humor:
Netflix ha comprado los derechos de Disjointed, una comedia producida por Warner Bros Television y escrita por Chuck Lorre (Dos hombres y medio o The big bang theory). Con un primer encargo de 20 episodios, la ficción está protagonizada por Kathy Bates (American horror story), quien interpreta el papel de una defensora de la legalización de la marihuana que, finalmente, ve cumplido su sueño de convertirse en la propietaria de una tienda de cannabis en Los Ángeles. Tanto ella como los dependientes del establecimiento, entre los que se encuentra su hijo Pete (Dougie Baldwin, Nowhere boys), sienten una verdadera pasión por esta sustancia y la consumen habitualmente.
Time travelling bong
Bajo la producción de de 3 Arts Entertainment y Comedy Central, Time travelling bong es una serie creada por Ilana Glazer (Broad city), Paul W. Downs (The characters) y Lucia Aniello (Other space). La ficción narra la historia de Jeff (Paul W. Downs) y Sharee (Ilana Glazer), dos primos y compañeros de piso que, de manera inesperada, encuentran una pipa de agua que puede ser usada para viajar a través del espacio y el tiempo cuando se fuma con ella. Los problemas empiezan a aparecer cuando, después de visitar distintas épocas de la historia, la cachimba se rompe y Jeff y Sharee deben encontrar la manera de volver al presente.
High maintenance
High maintenance cuenta las aventuras y desventuras de un traficante de marihuana en Nueva York llamado The guy (El tío), quien recorre la ciudad para llevar la droga a sus clientes. Ben Sinclair (Hermanísimas) es el creador, junto a su esposa, Katja Blichfeld, y protagonista de la ficción que nació en 2012 como una webserie y que HBO llevará a la televisión a partir del 16 de septiembre.
Producida por Amazon y con guion de Liz Sarnoff (Perdidos), Highland conjuga el drama y la comedia en el relato de las peripecias de una mujer (Margaret Cho, Divina de la muerte) que sale de un centro de rehabilitación y se ve obligada a mudarse con su familia, que regenta un dispensario de cannabis.
Buds, la apuesta de la cadena NBC, es una comedia creada por Naomi y Adam Scott (Parks and recreation) sobre una tienda de marihuana para uso médico. A falta de conocer más detalles sobre el reparto, sus creadores han confirmado que el guion de la serie estará firmado por Joe Mande (Parks and recreation) y la acción tiene lugar en Denver, Colorado.
John Malkovich (Las amistades peligrosas) ejercerá de patriarca de una familia criminal en Humboldt, proyecto de Sony aún sin cadena, y en el que se retrata a una comunidad del norte de California que vive gracias al cultivo de la marihuana.
Hollyweed
También está pendiente de venderse a una cadena el proyecto que impulsan Freemantle y cinco empresas relacionadas con la producción del cannabis, Hollyweed, dirigido por Kevin Smith (Jungla de cristal 4.0). La trama de la ficción transcurre dentro de un dispensario de Los Ángeles, donde Smith será el protagonista. En el local, dos fumadores planean su batalla contra una magnate de galletas del vecindario. Para ello, cuentan con la ayuda de una actriz porno que les orientará a la hora de manejar su negocio.