Walter White, caritativo en su despedida

'Breaking bad'mediaset.es

.

Los seguidores de Breaking Bad van a tener un poco más de tiempo para decir adiós. Y es que los dos últimos episodios de la ficción de AMC tendrán una duración de 75 minutos cada uno. Un desenlace que, gracias a los dos protagonistas de la serie, ha recaudado más de un millón de dólares destinados a fines benéficos.

"Lo comprobé y ya es oficial, los últimos dos capítulos van a durar 75 minutos con anuncios", anunció en su cuenta personal de Twitter el productor Peter Gould. "Configurad vuestros DVDs o, mejor aún, ¡vedlo en directo!".

Así, los seguidores de Breaking Bad tendrán, en total, media hora más -15 minutos por capítulo con publicidad incluída- para despedir a Walter White (Bryan Cranston) y Jesse Pinkman (Aaron Paul).

Y además de ser más largo... el final de Breaking Bad será también el más solidario. Y es que tanto Cranston como Paul no han podido aprovecharse mejor de toda la expectación y el éxito que ha generado está última tanda de capítulos de Breaking Bad.

Las dos estrellas televisivas del momento han organizado diversos concursos para ganar entradas para ver el esperado desenlace junto a todo el equipo de la serie. A través de estas propuestas los famosos cocineros de metanfetamina han ganado cientos de miles de dólares que ambos han invertido en diversos fines benéficos.

Está previsto que los dos actores se desplacen en la famosa caravana hasta la proyección del final de la serie en el Hollywood Forever Cemetery. Ambos estarán acompañados de los dos afortunados ganadores de un concurso. Y de esta forma, ya han recaudado un total de 750.000 dólares.

Aaron Paul destinará el dinero a una campaña de la organización que dirige su esposa, Lauren Parkesian, contra el acoso escolar. El actor, en lugar de utilizar la subasta de entradas, está usando el sitio web de recaudación de fondos Omaze.com para solicitar donaciones.

También Cranston utilizó este portal de Internet el mes pasado con el estreno de temporada de Breaking Bad, con el que consiguió recaudar cientos de miles de dólares en donaciones. "Con Omaze conseguimos 303.000 dólares para el Centro Nacional de Menores Desaparecidos y Explotados", explica el actor a The Hollywood Reporter.

Con el interés en Breaking Bad en lo alto, la campaña de ambos actores está siendo más grande que nunca, y así los organizadores esperan que se consiga rozar el millón de dólares en recaudaciones.

La ficción de Vince Gilligan pondrá su broche de oro el domingo 29 de septiembre con el último capítulo, aunque AMC ya ha anunciado que el spin-off de Breaking Bad, Better Call Saul, ya está en marcha y estará protagonizado por Bob Odenkirk.