Los actores de 'Perdidos' se reúnen diez años después

Reparto de 'Perdidos'mediaset.es

.

El PaleyFest de Los Ángeles consiguió reunir a los creadores y protagonistas de Perdidos (Lost), diez años después del estreno de la serie. Al evento acudieron -junto a Carlton Cuse y Damon Lindelof, creadores de la serie-, Josh Holloway (James Sawyer Ford), Yunjin Kim (Sun-Hwa Kwon), Jorge García (Hugo Hurley Reyes), Ian Somerhalder (Boone Carlyle), Maggie Grace (Shannon Rutherford), Malcolm David Kelley (Walt Lloyd) y Henry Ian Cusick (Desmond Hume).
Como era de esperar, el secretismo que rodeaba a Lost y el impactante final fueron los temas más comentados durante la reunión. Los propios actores explicaron las teorías que algunos fans les había contado.
Por ejemplo, Jorge García (Hugo Reyes en la serie) contaba que "un chico" le dijo que "cuando el avión estaba en el aire nos clonaron a todos. Así que la historia de Lost era realmente la historia de nuestros clones", según recoge Deadline.
Reparto 'Lost'
El secretismo no solo afectaba a los espectadores; también a los miembros del elenco, que han destacado que "no sabían casi nada sobre sus personajes". En el caso de Yunjin Kim (Sun-Hwa Kwon en la serie) solo sabía que su personaje "no podía entender inglés", mientras que Henry Ian Cusick (Desmond Hume en la serie) asegura que "no sabía nada".
El final de Lost dejó con muchas dudas a los fans de la serie, aunque como ya han comentado los creadores en más de una ocasión "preferíamos contar una historia emotiva sobre lo que les pasó a los personajes" que "responder a todas las preguntas", según declaró Carlton Cuse.
La idea inicial era sorprender y atrapar al público. Por eso, el plan era hacer una gran campaña publicitaria de la serie con Jack (Matthew Fox) como protagonista para luego matarle en el episodio piloto y que esto fuese un shock para los espectadores.
Finalmente, los directivos de la cadena consiguieron que Lindelof y Cuse cambiaran de opinión argumentando que "la audiencia comenzaría a preocuparse por ese personaje y si lo mataban no confiarían otra vez en ellos ni crearían lazos con otros personajes", contaba Lindelof.
Sobre la en su momento controvertida muerte de Boone Carlyle, personaje interpretado por Ian Somerhalder, en la primera temporada de la ficción, los creadores han explicado que trataban de "hacer algo diferente".
"Pensamos que matar a un personaje tan querido daría mucha energía a la serie. Así dejaríamos claro que nadie estaba a salvo", afirmaba Cuse. Además, Lindelof añadía que "Somerhalder se tomó tan bien la muerte de su personaje, el primero de los principales en desaparecer", que se plantearon continuar haciéndolo con otros.