Las gemelas Olsen no vuelven a su 'casa' de San Francisco

Gemelas Olsenmediaset.es

.

Mary-Kate y Ashley Olsen no participarán en Fuller house, la continuación de Padres forzosos (Full house) que prepara Netflix para 2016. Las gemelas no volverán a interpretar el papel de Michelle Tanner, la hija más pequeña de la casa.
Las antiguas niñas prodigio prefieren centrarse en sus carreras como diseñadoras de moda y en otros negocios que tienen en mente, según confirmó su representante a Variety.
El productor ejecutivo de la serie, Robert L. Boyett, declaró a través de un comunicad: "Aunque Mary-Kate y Ashley no formen parte de Fuller house, sé lo mucho que Padres forzosos significó para ellas y son consideras de la familia aún".
"Ha sido emocionante ver cómo han evolucionado y hecho sus carreras profesionales, y apoyo su decisión de centrarse en sus marcas de moda y en sus otros proyectos. Agradezco su apoyo y sus buenos deseos para Fuller house", dice Boyett en el escrito.
Padres forzosos volverá en 2016. Así lo confirmó en abril Netflix, que ha puesto en marcha un spin-off de la sitcom de los 90 con Candance Cameron, Andrea Barber y Jodie Sweetin -que fueron, respectivamente, D.J., Kimmy y Stephanie en la serie original- como protagonistas.
La nueva serie lleva por título Fuller house (jugando con el título original de la sitcom, Full house) y narrará la vida de la hija mayor de Danny Tanner y de su mejor amiga, Kimmy.
Así, el spin-off llegará a Netflix en 2016 con D.J. Tanner ejerciendo como veterinaria, embarazada, recientemente viuda y vecina de San Francisco. Mientras que Stephanie es una aspirante a músico, y Kimmy, una madre soltera que hará todo lo posible por ayudar a su amiga a criar a sus dos hijos y al que viene en camino.
Padres forzosos se estrenó en 1987 y concluyó en 1995 tras ocho temporadas y casi 200 episodios.
La sitcom se centra en el viudo Danny Tanner (Bob Saget), quien tras la muerte de su esposa se reúne con su mejor amigo Joey Gladston (Dave Coulier) y su cuñado Jesse Katspolis (John Stamos) para que le ayuden a criar a sus tres hijas: D.J. (Candace Cameron), Stephanie (Jodie Sweetin), y Michelle (encarnada por las gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen).
"#CorazónRoto. Entiendo que están en un punto diferente y les deseo lo mejor. Prometo que el spin-off no os decepcionará", ha escrito en Twitter el tío Stamos, que también ejerce de productor ejecutivo en este proyecto.