Los dientes blancos y enteros de Jesse Pinkman, el gran fallo de 'Breaking bad'

Aaron Paul y Vince Gilliganmediaset.es

.

Un drogadicto como Jesse no puede tener una dentadura tan perfecta como la de Aaron Paul. Ese es el gran defecto que Vince Gilligan, el creador de Breaking bad, le encuentra a su aclamada y ya pretérita serie. Una cuenta pendiente que podría saldar en Better call saul, el spin-off que ya prepara.
"Ojalá los dientes de Jesse hubieran sido un poco más realistas, que hubieran estado al menos un poco en mal estado", afirma Gilligan en declaraciones a Entertainment Weekly en las que señala que durante toda la serie Aaron Paul "tiene una dentadura perfecta y Jesse Pinkman fumaba mucha metanfetamina y ese humo come el esmalte justo al lado de los dientes".
"Además, al pobre chaval le daban una paliza hasta dos o tres veces por temporada, y sus dientes todavía seguían siendo absolutamente perfectos", apunta el guionista, director y productor. Y si bien señala que en algún momento se planteó "hacer algo con ellos", se echó atrás.
"Por otro lado... Aaron es un tipo tan bien parecido que tal vez eso, que mantuviéramos sus dientes intactos, cuente como una licencia poética", dice Gilligan, que podría corregir en Better call saul, el spin-off de la serie centrado en el abogado de Walter White y Jesse al que daba vida Bob Odenkirk.
"Me costaría mucho resistir la tentación de no poner a alguno de ellos, o a los dos, haciendo algún cameo de vez en cuando", dijo hace unos meses el propio Gilligan al ser preguntado si los personajes de Bryan Cranston y Aaron Paul aparecerían en el spin-off. Better call saul ya está en fase de preproducción y está previsto que se estrene a finales de año.