DiCaprio, hijo de Mitch Buchannon y otros secretos de 'Los vigilantes de la playa'

Los vigilantes de la playamediaset.es

.

A falta de un año para el estreno del remake cinematográfico de Los vigilantes de la playa y a dos para la llegada de su musical al West End de Londres, los fans recuperan el interés por los entresijos de la serie de los 90 protagonizado por Pamela Anderson y David Hasselhoff.

Los productores de la ficción, Michael Berk y Douglas Schwartz, han revelado a The Hollywood Reporter los siete secretos mejor guardados:

1. Hasselhoff no quería a Pamela Anderson. David Hasselhoff se opuso enérgicamente al fichaje de Anderson en la segunda temporada. Para entonces, la actriz ya había aparecido en las páginas de Playboy. El actor se negaba a que una modelo de sus características apareciera en una serie con tanto éxito entre los niños, pero tuvo que aceptar su incorporación.

2. El único realizador ciego de Estados Unidos dirigió 40 episodios. A los 20 años, el realizador Douglas Schwartz fue diagnosticado con una severa enfermedad de la vista. Sin embargo, continuó trabajando como productor y dirigió varios capítulos cada temporada. "Todo lo que podía ver era la cámara. Soy el único ciego entre los directores de América", bromea.

3. Salarios muy bajos. Los vigilantes de la playa era una producción muy modesta. Intentaba reducir sus costes en la medida de lo posible y hasta que firmó el contrato con la cadena no aumentó el salario de sus trabajadores. Así, Pamela Anderson comenzó cobrando 5.000 dólares (4.500 euros) por episodio, pero en 1997 se marchó ganando 40.000 (35.800 euros).

Vigilantes de la playa

4. El casi hijo de Hasselhoff. Mucho antes de que conquistara su ansiado Oscar al mejor actor e incluso antes de que saltara al estrellato con Titanic, Leonardo DiCaprio consiguió el papel de hijo de Mitch Buchannon. Pero Hasselhoff decidió que DiCaprio era demasiado mayor y lo sustituyó por Jeremy Jackson, de nueve años.

5. El cambio radical de Nicole Eggert. Durante un parón en mitad del rodaje de la sçeptima temporada, Nicole Eggert decidió someterse a una operación de aumento de pecho. "Estaba algo acomplejada al compararse con Pamela (Anderson)", confiesa Michael Berk. Como la mitad del episodio ya se había rodado antes de su operación, con una Eggert muy diferente, el resto de escenas se grabó tapando su busto con todo tipo de objetos.

Vigilantes de la playa

6. Gena Lee Nolin y la hipnosis. Los productores contrataron a Gena Lee Nolin para añadir otra belleza rubia al reparto más allá de Pamela Anderson. Según Berk, "no era actriz y resultaba incapaz de memorizar sus frases, era muy difícil trabajar con ella". El equipo finalmente decidió someterla a unas sesiones de hipnosis que le ayudaron a sacar adelante su personaje.

7. El polémico vídeo doméstico de Pamela Anderson. En 1995, Pamela Anderson grabó un vídeo doméstico muy explícito con su marido Tommy Lee. La cinta se filtró y corrió como la pólvora, y los productores decidieron no despedir a Anderson a pesar del escándalo que provocó. El clip generó tanta expectación que el siguiente episodio de Los vigilantes de la playa dobló sus resultados de audiencia.

Vigilantes de la playa 2