El presidente de HBO admite su culpa en el fracaso de 'True detective'

Segunda temporada de True detectivemediaset.es

.

True detective ha pasado de ser unas de las series más prestigiosas de HBO a convertirse en una de las grandes decepciones tanto para la crítica como para el público. La ficción policíaca ha sufrido una degeneración en su segunda temporada que no ha pasado desapercibida. Tanto, que hasta el presidente de la cadena se ha pronunciado al respecto.
Parece una serie totalmente distinta. E incluso ha sido uno de los títulos asiduos en las listas de las peores ficciones del año.
Colin Farrell, Rachel McAdams y Taylor Kitsch no han estado a la altura de Matthew McConaughey, Woody Harrelson y compañía. También el guión y las tramas han flaqueado en esta segunda tanda de capítulos.
Cuatro meses después del fin de la segunda temporada, Michel Lombardo, presidente de HBO, asumió el mea culpa en una entrevista de radio en el programa The frame, de KPCC.
"Nuestros mayores fallos se producen cuando le decimos a alguien que su trabajo tiene que estar listo para una fecha concreta, en lugar de permitir que el proceso de escritura siga su curso natural, que esté listo y cocinado por completo... Ahí es cuando hemos fallado", apuntó.
Con estas palabras, el presidente de HBO admite haber exigido demasiado a los guionistas, debido al tremendo éxito que cosechó la primera temporada de True detective: "La primera temporada fue algo que Nic Pizzolatto -el creador- había pensado y gestado durante un largo periodo de tiempo... ¿Y sabes qué? Le ordené cumplir, en un periodo muy corto de tiempo, una tarea que creo que se convirtió en algo muy complejo de realizar".
Así de directo y sincero ha sido Lombardo, que asume la culpa total del fracaso de la ficción en esta segunda temporada. "Cargo con la culpa", apuntó. El presidente de la cadena ha aprendido la lección y asegura que "no volverá a hacerlo".
Cómo no, Michael Lombardo fue preguntado acerca de la tercera temporada de True detective, y el presidente de HBO fue bastante claro: "No voy a empezar a apostar por ella hasta que los guiones estén listos". Lo que sí quiso hacer fue romper una lanza a favor de la segunda temporada de la serie, ya que no le pareció tan "mala" como la crucificaron en las redes y los críticos.