Las series de televisión bañan en oro a los actores de EEUU

Juego de tronosmediaset.es

.

La edad de oro de las series de televisión también está bañando en este metal a sus protagonistas. No hay más que echar un vistazo a los contratos que han firmado los actores de Juego de tronos y The walking dead para renovar y que ahora se han filtrado. En el primer caso, cabezas de cartel de la ficción de HBO como Peter Dinklage, Kit Harington, Lena Headey, Emilia Clarke y Nikolaj Coster-Waldau acordaron con la productora cobrar 1,1 millones de dólares (1.035.000 euros) por cada uno de los siete episodios de la séptima temporada y los seis de la octava. En total, 14,3 millones (13,5 millones de euros) per cápita.
Mientras, los actores de la saga basada en el cómic de Robert Kirkman Andrew Lincoln y Norman Reedus acordaron recientemente con AMC que cobrarían 550.000 dólares (517.000 euros) por cada uno de los (16) episodios de la séptima temporada y 650.000 (611.000 euros) por los de la octava.
Aun pareciendo cantidades mareantes, no hacen sombra a las estrellas mejor pagadas, que siguen siendo las de The big bang theory, que se embolsan un millón de dólares (941.000 euros) por capítulo de temporadas que llegan a los 24 episodios.
Estos honorarios están haciendo que muchas de las estrellas del cine se suban al carro. Así, Robert De Niro ganará 750.000 dólares (705.000 euros) por cada uno de los 20 episodios de la serie que el cineasta David O. Russell produce para Amazon, y que cuenta con un presupuesto de siete millones de dólares (6,6 millones de euros) por capítulo.
Meryl Streep podrá ser llamada la bien pagá, ya que su acuerdo para la miniserie The nix, a las órdenes de J. J. Abrams es de 825.000 dólares (775.000 euros) por episodio.
También según lo filtrado, Kiefer Sutherland recibe alrededor de 300.000 dólares (282.000 euros) por capítulo de la nueva apuesta de ABC, el thriller Designated survivor.
Los agoreros advierten de que la gallina de los huevos de oro puede morir en cualquier momento. Desde la industria hollywoodiense se culpa a Netflix de romper el mercado, después de destinar este año 6.000 millones de dólares (5.650.000 euros) a producir contenido original.
Un salto tremendo el de la compañía que comenzó en 2013 con 100 millones de dólares (94 millones de euros) por dos temporadas de su drama político House of cards.
También tirando de talonario, Netflix le ganó la partida a HBO y pagará 20 millones de dólares (18,8 millones de euros) a Chris Rock por dos especiales de comedia stand-up.
No son sólo los actores y Netflix los que han entrado en la espiral de gastar a manos llenas. Además del citado caso de David O. Russell, Amazon ha puesto sobre la mesa del padre de Mad men, Matthew Weiner, 70 millones de dólares (66 millones de euros) para que levante una serie de ocho episodios.