Mac Taylor vuelve a enamorarse en la octava temporada de 'C.S.I. Nueva York'

CSImediaset.es

.

Un trágico acontecimiento que marcó la historia de la Gran Manzana, los atentados del 11-S que destruyeron el World Trade Center y en los que murieron cerca de 3.000 personas, será recordado en el capítulo inaugural de la octava temporada de C.S.I. Nueva York, en la que el jefe del C.S.I. redescubrirá el amor y en la que llevará a cabo una de las peores investigaciones de su vida: esclarecer el homicidio de un técnico de su laboratorio. La nueva entrega de episodios de la ficción forense protagonizada por Gary Sinise llega a Cuatro el lunes 2 de junio, a partir de las 23.15.
El dulce momento sentimental que vivirá Mac Taylor contrastará con las dudas sobre la capacidad de liderazgo de Danny Messer tras protagonizar un altercado con un grupo de borrachos. En esta temporada el vocalista del grupo New kids on the block, Joey McIntyre, y los actores Robert Foster (El pacificador), Justing Bruening (Ringer), Michael Weston (House) y Beau Garrett (Tron: Legacy) realizarán sendas apariciones estelares.
Protagonizada por Gary Sinise, Sela Ward, Carmine Giovinazzo, Ana Belknap, Hill Harper y A.J. Buckley, CSI Nueva York, nominada en cinco ocasiones a los Premios Emmy, cuenta en su palmarés con tres Image Awards al Mejor Actor de Serie Dramática a Hill Harper y cuatro BMI TV Music Awards, entre otros galardones.
Nominado al Oscar al Mejor Actor de Reparto en 1998 por su interpretación en Jackie Brown, Robert Foster dará vida a Joe Vincent, jefe de bomberos retirado y viejo amigo de Mac. Ambos se reencontrarán con motivo de los actos conmemorativos del décimo aniversario de los atentados contra las Torres Gemelas del World Trade Center, suceso en el que falleció la esposa de Taylor y en el que el cuerpo de Bomberos de Nueva York llevó la evacuación de supervivientes de ambos edificios.
Una salida nocturna de un grupo de amigos para tomar una copa en un bar acabará trágicamente cuando un hombre ebrio fallece en un tiroteo en las inmediaciones del local, suceso en el que se verá implicado Ray James (Joey McIntyre), cliente del bar, así como el detective Danny Messer y una agente de policía novata fuera de servicio.
Destacados nombres de la televisión estadounidense protagonizarán sendas apariciones estelares en la nueva temporada de C.S.I. Nueva York, entre los que figuran: Jaime Ray Newman (General hospital, Veronica Mars) interpretando a Claire Taylor, la fallecida esposa del jefe del C.S.I.; Courtney Ford (True blood, Dexter) dando vida a una joven implicada en el robo de potentes deportivos; Justin Bruening (Anatomía de Grey, Todos mis hijos) en el papel de Hank Frazier, principal sospechoso en un caso de asesinato; Beau Garrett (Tron: Legacy, Mentes criminales: conducta sospechosa) como Ali Rand, una víctima de violación, en una trama de tres episodios; Michael Weston (House, Ley y orden: unidad de víctimas especiales) como Frank Waters, agente federal y excompañero de Jo Danville en el F.B.I.; y Lee Majors (The game, The fall guy) encarnando a Paul Burton, un detective retirado que presta su ayuda a Taylor para esclarecer el asesinato de un técnico del C.S.I.
La vida parece sonreír de manera distinta a dos miembros del C.S.I.: Mac Taylor recobrará la ilusión y el entusiasmo tras enamorarse de la hermana de un excompañero, mientras que Danny Messer, casado con Lindsay, verá peligrar su matrimonio y su carrera en el C.S.I.
El recuerdo permanente de su esposa Claire, fallecida durante los dramáticos acontecimientos del 11-S, ha frenado al jefe del C.S.I. para embarcarse en una nueva relación sentimental. Deseando volver a ser feliz, Mac encontrará el amor junto a Christine Whitney (Megan Dodds, The contract, Spooks), hermana de un antiguo compañero de Taylor que murió en acto de servicio. La joven se ganará con su encanto y generosidad a los forenses del laboratorio, al tiempo que introducirá a Mac en su círculo familiar. Por otra parte, una periodista freelance tratará de seducir al máximo responsable de C.S.I. para conseguir información privilegiada sobre un caso, iniciativa que no logrará el resultado esperado. Sin embargo, el momento más duro que vivirá Taylor será tener que investigar el misterioso asesinato de un técnico del laboratorio, que parece guardar relación con un crimen sin resolver de la década de los 50.
Danny Messer vivirá uno de los momentos más bajos de su carrera profesional cuando un altercado con un borracho a las puertas de un bar amenace seriamente su intachable trayectoria como forense. Tras producirse un tiroteo, en el que él y una agente novata se ven involucrados, su valía y profesionalidad se verán cuestionadas. En el ámbito personal, su matrimonio con Lindsay atravesará diversos problemas.
Como madre, Jo Danville mostrará un gran interés en conocer al nuevo compañero de habitación de su hijo, mientras que como forense le preocupará la puesta en libertad de un violador después de tener que admitir que una de las pruebas en su contra ha sido manipulada. Posteriormente, el agresor sexual es acusado de una nueva violación en la ciudad, situación que angustiará a Danville.
Creían que en sus siete años como forenses de la Gran Manzana lo habían visto todo, pero estaban equivocados. Nuevos perfiles delictivos, como los de varios ancianos que atracan entidades bancarias; e insólitas armas del crimen, como la de un hombre hallado en el lago de los cisnes de Prospect Park atravesado por una flecha, intrigarán a los forenses en un año en el que el sistema judicial se verá más amenazado que nunca con los asesinatos de un importante juez durante la celebración de un juicio, el de un hombre que realizó un falso testimonio en un caso de violación y el de un técnico del laboratorio forense en las escaleras de un edificio vacío. Además, diversos eventos festivos acabarán dramáticamente, como el asesinato de un adolescente durante la celebración de una fiesta o la de un matrimonio que pierde la vida cuando acude a un edificio de apartamentos para asistir a un cumpleaños familiar.
En el primer capítulo, como homenaje al 11-S, los miembros del C.S.I. recuerdan lo que estaban haciendo ese día: mientras investigaban el asesinato del portero de un bar, Mac estaba procesando ADN en el laboratorio poco antes de la caída de las Torres Gemelas, Danny se convertía en sargento y Jo asumía el puesto de Taylor en la policía de manera interina.
Y en el segundo episodio, un estudiante universitario es asesinado en su propio apartamento. El C.S.I. centra sus sospechas en su compañero de piso y mejor amigo cuando descubren que está implicado en la impresión de dinero falso. Sin embargo, una nueva pista les lleva a investigar al dueño de una tienda de discos, establecimiento al que acudía la víctima. Entretanto, Jo se encuentra ansiosa por conocer al nuevo compañero de piso de su hijo, mientras ciertas situaciones comienzan a hacer mella en el matrimonio de Danny.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.