Corrupción, sexo duro y sectas, en la segunda temporada de 'True detective'

Vince Vaughn, Elisabeth Moss y Colin Farrell en 'True detective'mediaset.es

.

El asesinato de Ben Caspar, un empresario corrupto del estado de California, es el eje de la segunda temporada de True detective, según ha desvelado The Wrap días después de que saltara el rumor de que Vince Vaughn será uno de los protagonistas de estos capítulos de la serie de HBO.
En plenas negociaciones para introducir cambios en el sistema de transporte del estado, Caspar es brutalmente asesinado. Tres agentes de policía de diferentes ciudades deben unirse para resolver el crimen.
La Policía encuentra el cuerpo de Caspar en un solitario tramo de la carretera de la costa del Pacífico, cerca de Big Sur, con símbolos satánicos grabados en su pecho. Las autoridades descubren que era aficionado al sexo duro, y que podía formar parte de una secta.
Vince Vaughn es uno de los nombres que se barajan para interpretar a Frank Semyon, un ex matón convertido en hombre de negocios que trabaja en la construcción de un ferrocarril de alta velocidad que conectará el sur y el norte de California, junto con el alcalde y sus secuaces políticos locales.
Elisabeth Moss sería Ani Bezzerides, la dura sheriff de Monterrey, que tiene problemas con el alcohol y los juegos de azar, consecuencia de su complicada infancia. Por su parte, Colin Farrell podría interpretar al detective Ray Velcoro, quien tiene conflictos tanto en su trabajo como en su vida personal.
El papel de Taylor Kitsch sería el de Paul Woodrugh, un joven veterano militar de 28 años con una vida muy turbulenta a sus espaldas. Mientras que los últimos rumores apuntan a que la actriz de The killing Michelle Forbes se uniría a la ficción para interpretar o a la ex mujer del personaje interpretado por Farrell o a la actual esposa del encarnado por Vince Vaughn.
La trama de la nueva temporada desarrollará en ocho episodios una historia localizada en las zonas más desconocidas de California.