Andrés Velencoso es un actor acosado por los 'paparazzi' en 'B&b'

Andres Velencoso y Belén Ruedamediaset.es

.

Tras haber desfilado por las pasarelas internacionales más importantes y convertirse en uno de los top models más cotizados del mundo, Andrés Velencoso da el salto a la interpretación en televisión -tras su debut en el cine con el thriller Fin- en la serie B&b, en cuyos últimos capítulos de la primera temporada dará vida a Rubén Barahona, un famoso actor que durante la colaboración con Candela (Belén Rueda) en la elaboración de un reportaje terminará por despertar el interés y la atracción de la periodista.
Sobre la serie de Telecinco, Velencoso asegura: "Me encanta el ritmo que tiene, las tramas que hay entre los personajes, los actorazos con los que cuenta, los guiones, que son magníficos... Es una serie estupenda y lo tiene todo para triunfar".
Además, "trabajar con Belén Rueda ha sido una experiencia increíble. La idea de rodar con ella fue una de las cosas que más me atrajeron de la propuesta porque soy un gran admirador suyo desde hace mucho tiempo. Hemos disfrutado mucho trabajando juntos, nos hemos reído y lo hemos pasado genial".
En cuanto a la trama de B&b, ser joven, apuesto, famoso y buen actor son las cualidades que le han servido a Rubén Barahona para consolidar una brillante carrera artística, pero también para motivar el interés de la prensa rosa y los fotógrafos, que le acosan sin cesar en su día a día. La extraordinaria vida del intérprete suscita la curiosidad del equipo de redacción de B&b y Candela decide descubrir cómo es su vida cotidiana en un reportaje que le llevará a convivir con él durante 24 horas. Mientras trabajan juntos en la elaboración de la información, un hecho inesperado hará que la subdirectora de la revista comience a sentir una gran atracción por el carismático actor.
Sobre su personaje, Velencoso explica: "Rubén es un personaje famosísimo a nivel internacional, pero a pesar de la fama de la que disfruta es, en el fondo, un chico de barrio al que le encanta estar con sus amigos y hacer cosas normales, las que ha hecho siempre. No se lleva del todo bien con los medios porque los fotógrafos le persiguen a todas horas y lo que él querría es poder ir a tomar unas cañas o jugar un partido de tenis como una persona cualquiera. Por eso, cuando B&b le propone el reportaje se muestra un poco reticente, pero termina aceptando porque conoce el trabajo de Candela y suele leer sus artículos. Sin embargo, y sin él esperarlo, la convivencia durante 24 horas va a hacer que surja entre ellos algo más que un tema meramente profesional".