Aitor Luna: "Me gustaría volver a la cárcel"

La fugamediaset.es

.

Aitor Luna es el idealista líder de La Resistencia en La fuga, el drama carcelario que arranca en Telecinco el 11 de enero a las 22.30. Su personaje lleva cinco años encerrado en La Torre, una plataforma petrolífera que ocupa 3.000 metros cuadrados de un plató que recrea al detalle celdas de castigo, un patio, comedor, galerías y tuberías por las que intentan escapar los prisioneros. Al rescate acude Anna, su bella esposa interpretada por María Valverde.
Así arrancan las tramas de esta serie, protagonizada por Luna, que con este papel podría dejar de ser el hermano de (Yon González)

¿Cómo es Daniel?
Un idealista, defensor de los derechos de todo el mundo. En la serie se vive una situación similar a la actual, pero llevada al extremo. Se acaba el petróleo y surge un grupo de resistencia.
¿Qué crees que va a encandilar de tu personaje?
Que tiene unos valores muy férreos que le llevan a meterse en muchos líos. Es tan noble que caerá bien. Y encima con una novia que está dispuesta a hacer todo por mí... y yo por ella, claro.
¿Qué serías capaz de hacer por amor?
Tiene que ser un amor muy de verdad para planear algo como lo que se hace en La fuga. Yo no sé si sería capaz de hacer estas cosas, esto sólo pasa en las películas. (Risas)
¿Cómo te has preparado para el papel?
Vi Prison Break y El profeta; me parece un referente carcelario muy bueno. Además, tuve la suerte de ir con un compañero del gimnasio, que era abogado, a la cárcel de Soto del Real (Madrid), a un módulo muy light. Allí ellos me contaron su vida. Fue una experiencia muy fuerte, a pesar de que fuese muy light.
¿Hiciste 'amistad' con alguno?
Sí, bueno, no dio tiempo a mucho. Hay un respeto allí dentro que ya nos gustaría aquí fuera. Su única arma allí es la palabra y se tienen un respeto increíble. Me gustaría volver...
¿Es más difícil emocionar que las escenas de acción?
Para mí, sí. Escenas moñas hay, a mí me gustaría rodar alguna escena de persecución.
¿Qué tal la química con María?
No nos conocíamos antes, pero María es una actriz divina, generosa...Con esa cara, enamorada, te mira con esos ojos, y ¿quién no va a tener química con ella? Hay que ser muy torpe para no tenerla.
Tienes mucha confianza en esta serie como para dejar Gran Reserva, ¿no?
Sí, me he dejado la puerta abierta de Gran Reserva por si acaso, aun así quería cambiar. Estuve cuatro años en Los hombres de Paco, y aunque fue una gran escuela y estaba encantado, es verdad que al final acaba haciéndose una pelota. Encima, si me dan la posibilidad de cambiar y más con un protagonista...
¿Cómo llevas la fama?
Bien, porque no la vivo. Además, lo de ser malo, se nota. Les da como más miedo o respeto, no sé. (Risas)
¿Pero ahora serás el chico guapo de la serie, ¿vas a competir con Yon?
Competir nunca, con mi hermano (protagonista de Gran hotel, en Antena 3) no...
Decías que no sabías si entrarías en una cárcel a salvar a alguien, pero Yon dijo que reventaría el hotel si desapareciese su hermano...
(Risas) Yo hablaba de amor femenino, por mi hermano me dejaría mutilar.
Tu relación con él es muy buena. Os vais de cañas...
De cañas no, porque no bebemos, pero nos pasamos el día juntos.
¿En qué sois diferentes?
En todo. Mi hermano es más fuego, y yo soy más aire. Yo pienso más las cosas, soy más cerebral, él es más pasión.
¿Quién es más seductor?
Cada uno en su ámbito. (Risas) No sé, yo es que soy tan fan de mi hermano... Me parece el más guapo y el mejor.