Las series copan el 32% de las emisiones más vistas en el mundo

Ocho de cada diez series con más audiencia son españolasmediaset.es

.

Ocho de cada diez series que más audiencia consiguen reunir delante de la televisión son producciones nacionales, según un estudio llevado a cabo en 15 países distintos, incluido España, por la consultora Eurodata TV Worldwide. La preferencia por las series que se producen dentro de las propias fronteras es especialmente relevante en Europa. Destaca el éxito de ficciones como Águila Roja en España, Tatort en Alemania, Downton Abbey en Reino Unido o Volare en Italia.
En general, las series representan el 32% de los programas que más audiencias logran en televisión. Además, se está convirtiendo en una fuente de ingresos para los productores en el extranjero. "No es sólo que lo local esté ganando terreno en la programación nacional sino que también se exporta con éxito", señala el informe.
Así por ejemplo, Reino Unido se ha convertido en el segundo mayor exportador de ficción después de Estados Unidos, principalmente debido a las producciones de la BBC e ITV. Mientras, las producciones escandinavas están "invadiendo el mercado internacional" con series en su versión original o con adaptaciones.
Es el caso de la serie Real Humans (coproducción de Suecia, Dinamarca y Finlandia), que será adaptada en breve en Reino Unido y ya se ha exprotado a 53 países. Mientras, la alemana Der Letzte Bulle va a ser emitida en su versión original en Italia y Quebec, mientras que Estados Unidos está planeando su adaptación, al igual que ya se hizo en Francia.
Junto a la producción nacional, otras de las características que parecen estar asociadas al éxito de audiencia es la novedad y las miniseries. Los estrenos de series acaparan el 40% de las emisiones más vistas. Mientras, cuatro miniseries ocupan los primeros puestos en la lista de éxito de audiencia en los países analizados en el estudio: La Biblia en Estados Unidos, con 13,2 millones de espectadores; Volare en Italia (10,8 millones), Broadchurch en Reino Unido (8,8 millones) y Das Adlon en Alemania (8,6 millones).
Detrás de estas elevadas cifras de audiencia se esconden estrategias llevadas de las cadenas para tratar de asegurar su éxito. Convertir la emisión de una serie en un evento imprescindible o incluir en su reparto un elenco de estrellas son algunas de las estrategias típicas. La emisión de La cúpula en Estados Unidos sería un ejemplo de lo primero, así como la presencia de Kevin Bacon en The Following o de Kevin Spacey en House of Cards lo es de lo segundo.
La labor de productoras y cadenas en Internet es otra muestra de ese trabajo por conquistar espectadores para una serie que se realiza en la sombra. Un ejemplo es la relación entre el videojuego y la serie Defiance del canal Syfy, hasta el punto de que cosas que sucedan en el juego pueden llegar a afectar a la trama de la serie.
"Nuevos actores, nuevos formatos, nuevos contenidos: el mundo de las series ha sido sacudido. Las cadenas tradicionales deben tratar de aprovechar estos avances cada vez mayores para proteger su economía, mejorar su servicio y explorar nuevas oportunidades de generación de ingresos ", explica Sahar Baghery, gerente de Investigación Internacional en Eurodata TV Worldwide.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.