Las televisiones francesas no podrán difundir programas para menores de 3 años

A partir del próximo 1 de noviembre las cadenas francesas de televisión no podrán editar, difundir o promover programas destinados "específicamente" a niños menores de 3 años.
Así lo ha decidido el Consejo Superior del Audiovisual francés (CSA).
En el texto, el CSA recuerda que el Ministerio de Sanidad se ha pronunciado contra la difusión de cadenas de televisión específicas para menores de 3 años y ha desaconsejado que éstos vean televisión, independientemente del tipo de programas.
De esta manera, los distribuidores en Francia de contenidos de televisión extranjeros y que fuesen creados expresamente para menores de 3 años deberán comunicar a sus abonados de forma "legible y accesible" en la pantalla el siguiente mensaje del CSA: "Ver televisión puede frenar el desarrollo de niños menores de 3 años, aún cuando se trate de cadenas que se dirigen específicamente a ellos".
En los medios de comunicación audiovisuales -hasta en Internet-, los distribuidores de programas para niños menores de 3 años deberán comunicar que ver a esa edad la tele puede acarrear "trastornos del desarrollo" tales como pasividad, retraso en el habla, agitación, problemas de sueño y concentración o dependencia de las pantallas.