El Consejo de RTVE reclama los dos múltiplex

RTVE, torre.

.

El Consejo de Administración de RTVE ha defendido en una resolución la necesidad de que la corporación pública actúe como "motor de la Alta Definición" con la emisión de su canal en HD, frente a la posibilidad de que el Gobierno decida dedicar uno los dos múltiplex de los que dispone actualmente RTVE a la implantanción de telefonía móvil de última generación, lo que se conoce como dividendo digital, según han indicado fuentes del consejo.
La resolución, aprobada con los votos a favor de los tres consejeros nombrados del PSOE, el de UGT, la de IU y el de CiU y con las abstenciones de los tres consejeros del PP, no entra a valorar directamente la eliminación del múltiplex, ya que, según han explicado fuentes del consejo, desde el Gobierno no se ha comunicado ningún plan en este sentido a RTVE, aunque se refiere a esta posibilidad indirectamente.
Así, desde RTVE se señala que si se decide eliminar uno de los dos múltiplex de RTVE para reducir los costes del dividendo digital, la pública tendría que elegir entre renunciar al canal en Alta Definición o a tres canales de los que emite en calidad estándar. Además, las mismas fuentes han apuntado que la emisión en Alta Definición por parte de TVE está dentro del Mandato Marco aprobado en las Cortes dentro de las obligaciones de servicio público que tiene la cadena pública.
"Si nosotros desembarcamos de la Alta Definición, eso tendría consecuencias en el conjunto del sector de tecnología", han indicado fuentes del consejo, que indican que "ahora mismo no es el momento" de reducir el espacio radioeléctrico del que dispone RTVE.
Según el Plan Marco para la Liberalización del Dividendo Digital, desarrollado por el anterior gobierno socialista, las cadenas de la TDT deberían volver a cambiar de frecuencia a partir de julio de 2012, lo que implicará que aproximadamente un millón y medio de edificios colectivos tengan que readaptar su antena o volver a sintonizar sus televisiones en los domicilios individuales, a partir de ese momento, como ocurrió con el apagón analógico.
Esta mudanza implicaría un coste de unos 800 millones de euros que el anterior Gobierno se comprometió a asumir con los más de 1.600 millones de euros que recaudó de la subasta de esas frecuencias entre las empresas de telecomunicaciones, que de hecho, ya han comprado ese espectro para desarrollar en España la tecnología 4G.
Sin embargo, ahora el actual Ejecutivo busca fórmulas para reducir ese coste y, según fuentes del sector, una de las opciones que baraja es promover un cambio legal para que RTVE renuncie a uno de sus dos múltiplex y las autonómicas, agrupadas en FORTA, a otro múltiplex, mientras que los seis operadores privados tendrían que renunciar entre todos a una parte del espectro que les permitiría mantener su actual oferta.
Sobre este asunto, el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Setsi), Víctor Calvo Sotelo, ha asegurado este martes que cualquier "solución transitoria" que se alcance con el sector audiovisual para liberar el dividendo digital no impedirá el desarrollo futuro de la Alta Definición (HD).
Por otro lado, el Consejo de Administración de RTVE se ha dirigido a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) para pedir que actúe para recaudar el dinero que las empresas de telecomunicaciones han dejado de pagar de lo que les corresponde en función de las tasas que están obligadas a abonar para financiar a la pública. En total, fuentes del consejo calculan que las 'telecos' adeudan a RTVE entre 50 y 60 millones de euros.
El consejo también ha estudiado en su reunión de este martes distintas fórmulas para reivindicar al Gobierno la devolución del IVA que comenzó a pagar a partir de la aprobación de la Ley de Financiación de RTVE, que supuso el fin de la publicidad en TVE.