El PP insiste en apurar hasta junio para renovar RTVE

Carlos Floriano, PPmediaset.es

.

El vicesecretario general de Organización y Electoral del Partido Popular, Carlos Floriano (en la imagen), considera "muy difícil" llegar a ningún acuerdo con el PSOE sobre RTVE.
En una entrevista en ABC Punto Radio, Floriano ha indicado que, "debido a la debilidad de sus dirigentes" el PSOE "está obstinado en una posición de radicalidad".
Así, ha señalado que "es necesario un acuerdo para poder cambiar al presidente de RTVE y que si no se llega a tal, habrá que estudiar otras posibilidades", entre las que no ha descartado un decreto ley que modifique el sistema elección a la presidencia de RTVE, entre otras.
Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha apostado por respetar el plazo del 30 de junio que se dieron el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, para pactar la renovación tanto del Tribunal Constitucional como de RTVE y otros órganos institucionales pendientes.
En una rueda de prensa en el Congreso, Alonso ha dicho esperar que el PSOE, tras haber apoyado al Gobierno en la defensa de Repsol en Argentina, asuma que es positivo estar de acuerdo con el Ejecutivo en los grandes asuntos.
Y entre uno y otro, ha venido a echar gasolina al fuego el portavoz del PP en la Comisión Mixta de Control Parlamentario, Ramón Moreno, quien ha señalado que "nunca ha habido un sesgo más escorado en los telediarios como el que existe en TVE desde la victoria electoral del PP" y ha asegurado que "lo único que interesa al PSOE en RTVE es controlar los informativos para hacer la oposición al Gobierno".
"Se podría entender de ese modo", prosiguió Moreno, "que el PSOE no tenga ninguna prisa por los cambios en RTVE si no fuera porque en las actuales circunstancias es un ejercicio de irresponsabilidad supina".
Así, el portavoz popular considera que "la pereza de Rubalcaba para acabar con la inestabilidad en RTVE", en referencia a la renovación del Consejo de Administración de RTVE y de su presidente, pendiente desde la dimisión de Alberto Oliart en julio de 2011, es "una mezquina maniobra que sólo conduce a la asfixia de la corporación".