El PP rechaza la vuelta de la publicidad a RTVE

.

La publicidad no volverá a RTVE tal y como proponía UPyD en una enmienda al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016. Ésta ha sido rechazada por el PP, que tampoco aceptará incluir las propuestas socialistas para devolver la estabilidad financiera a la pública. La Comisión de Presupuestos del Congreso ha debatido este martes las enmiendas parciales a las cuentas del año que viene, cuyo resultado negativo ya ha sido avanzado por el Grupo Popular, a pesar de que la votación formal no tendrá lugar hasta este miércoles.
Así, entre las enmiendas que serán tumbadas, se encuentra una de la formación magenta para que, en el plazo de seis meses, el Gobierno remita a las Cortes un proyecto de ley para la reforma de la financiación de RTVE en la que se contemple una presencia publicitaria "adecuada a los fines de televisión pública", como la mejora en la explotación de la producción propia como vía para "asegurar la viabilidad económica de RTVE".
También el Grupo Socialista había presentado varias enmiendas de devolución del presupuesto de la Corporación Pública de Radio y Televisión Española por "no garantizar el equilibrio presupuestario y la viabilidad del servicio público de la Radio Televisión Pública ordenado por las leyes y el Mandato Marco para la Corporación, aprobado por el Parlamento en diciembre de 2007".
Por eso, el principal partido de la oposición proponía cambios como someter a dictamen favorable previo de la autoridad audiovisual el patrocinio de programas y eventos deportivos y culturales de los recogidos en la Ley de financiación de la Corporación de Radio y Televisión Española.
Igualmente, se reclamaba que en los ejercicios 2016, 2017 y 2018 la Corporación pudiera recurrir al endeudamiento para atender desfases temporales de tesorería que se deriven de las autoliquidaciones incorrectas y de los recursos planteados por los sujetos pasivos afectados por las aportaciones previstas en la Ley de Financiación.
Al mismo tiempo, el PSOE consideraba que los gastos ocasionados por la cobertura de acontecimientos excepcionales de interés general, como son los Juegos Olímpicos o cualquier otro que establezca la autoridad audiovisual, deben ser sufragados en su totalidad por parte del Estado a través de una aportación extraordinaria.
Sobre el porcentaje sobre el rendimiento de la tasa sobre reserva de dominio público radioeléctrico, los socialistas plantean que se elimine el importe máximo anual establecido de 380 millones de euros y establecer que en la Ley de Financiación de la Corporación ésta reciba el 100% de la recaudación de la tasa sobre la reserva de dominio público radioeléctrico, dejando que sea la Ley de Presupuestos la que fije anualmente el tope de ingresos.