Las 'telecos' y las cadenas privadas destinaron 217 millones para RTVE en 2012

rtvemediaset.es

.

Las empresas de telecomunicaciones y cadenas de televisión privadas aportaron 217.356.305 euros para financiar RTVE en 2012, según una resolución del Consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Esta cantidad representa un 26,8% menos que los 296.863.885 euros que destinaron estas compañías a RTVE en 2011.
La mayor partida de las empresas obligadas a financiar RTVE corrió a cargo de las empresas de telecomunicaciones, que aportaron en 2012 un total de 155,83 millones de euros (el 71,7% del total). Mientras, las cadenas de televisión en abierto destinaron a la corporación pública 44,71 millones de euros (20,57%) y los canales de pago, 16,8 millones de euros (7,73%).
En comparación con 2011, los mayores recortes se han producido en la partida de las empresas de telecomunicaciones, en donde la aportación ha caído en un 28,75% en un año. Al haber reducido sus ingresos como consecuencia de la caída de la inversión publicitaria, también se ha reducido la aportación de las televisiones de pago (un 24,4% menos) y las de cadenas en abierto (un 20% menos).
En 2013, la aportación de las compañías de telecomunicaciones podría reducirse aún más, ya que Vodafone, que venía aportando alrededor de 30 millones de euros a RTVE, ha decidido dejar de prestar servicios audiovisuales en España para no tener que pagar esta tasa, que no considera justa.
Según la Ley de Financiación de RTVE, las compañías de telecomunicaciones con negocios en el sector audiovisual están obligados a aportar el 0,9% de sus ingresos a financiar la corporación pública, mientras que esa obligación para las cadenas privadas es del 3% y para los canales de pago, del 1,5% de sus ingresos.
En cualquier caso, por ley la aportación de las telecos no puede superar el 25% del total de ingresos previstos para cada año en la Corporación RTVE, como las aportaciones de las privadas en abierto no pueden superar el 15% de ese total y las de las privadas de pago, el 20%.
Reunido el pasado 25 de abril, el Consejo de la CMT, organismo encargado de velar por el cumplimiento de la Ley de Financiación, ha determinado que ninguna de las transferencias realizadas por las empresas obligadas a financiar la televisión pública supera ese máximo.
Así, las aportaciones de las telecos representaron un 16,13% de los ingresos previstos por RTVE para el año pasado, mientras que lo aportado por los canales en abierto representa el 4,63% y lo destinado a este fin por las cadenas de pago, el 1,74% de ingresos presupuestados por la corporación pública para el pasado ejercicio.
El resto de ingresos de RTVE provienen de la aportación del Estado vía los Presupuestos Generales del Estado, que también se han recortado en los últimos años. De hecho, el presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, advirtió en su última comparecencia en el Congreso de los Diputados que las aportaciones del Estado se han reducido desde los 500 millones de euros de 2010, primer año sin publicidad en TVE, a alrededor de 250 millones de euros en 2013, la mitad.
A lo aportado directamente por las empresas de telecomunicaciones y las cadenas privadas en 2012 y 2011, hay que sumar las aportaciones complementarias que ha solicitado la CMT a estas empresa al entender que no habían incluido el 0,9% de sus ingresos totales en las transferencias a RTVE y que en muchos casos han sido recurridas por las propias empresas.
En su última visita al Congreso, Echenique cifró en 65,5 millones de euros el volumen total de recargos pendientes de satisfacción por RTVE fruto de estas impugnaciones de liquidaciones adicionales hechas por la CMT.
En el año 2009 las complementarias exigidas ascendieron a la suma de casi cinco millones de euros, de los que se pagaron 4,2 millones y 0,7 millones siguen pendientes del curso de sucesivas impugnaciones en la vía económico administrativa y luego en la vía jurisdiccional contencioso administrativa. Esta cifra de liquidaciones impugnadas asciende a un total de 56,8 millones de euros durante el año 2010, mientras que en el año 2011, el importe es de 3,8 millones de euros.