Tres meses para relevar a José Antonio Sánchez de la presidencia de RTVE

José A. Sánchez RTVEmediaset.es

.

Los grupos parlamentarios del PP, el PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y el PNV han alcanzado un acuerdo para llevar a cabo la renovación del Consejo de RTVE y de su presidente en un plazo de tres meses siguientes a la entrada en vigor de la ley mediante un formato parecido al concurso público, aunque la votación final la tengan las Cámaras.
Así lo ha revelado en los pasillos del Congreso el secretario general de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, poco antes de que el Pleno del Congreso comenzase el debate de la proposición de ley impulsada por el PSOE para reformar la ley de RTVE y volver al espíritu de la redacción de la etapa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.
Según ha explicado, la enmienda transacccional que han firmado permitirá que en el plazo de tres meses se realice un concurso público, cuyas bases acordarán el Congreso y el Senado, al que los profesionales que aspiren al Consejo de RTVE deberán presentar un proyecto para la Corporación.
Los candidatos comparecerán ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de control de RTVE, que hará la selección, y la votación final se mantendrá en los Plenos de ambas Cámaras. Eso sí, no será preciso modificar los Reglamentos del Congreso y del Senado.
Para Gutiérrez, esta fórmula permitirá que "en tres meses habrá un nuevo consejo y un nuevo presidnete elegidos mediante concurso transparente regido por principios de mérito, capacidad y expedierncia". "Es una gran noticia porque los candidatos dejarán de estar nombrados por los partidos por motivos políticos", ha enfatizado.
La reforma la propuso el PSOE con el fin de recuperar el espíritu de la ley del Gobierno Zapatero de exigir dos tercios de la Cámara (233 diputados) para nombrar consejeros de RTVE, un requisito que el PP rebajó en 2012 a la mayoría absoluta (176 votos) para poder nombrar presidente a José Antonio Sánchez y a los actuales consejeros.
Con la nueva ley esta mayoría absoluta también se permite como sistema de desbloqueo en el caso de que no se produzca un acuerdo en la Cámara para elegir candidatos. Así, se permitirá este resultado siempre y cuando la persona propuesta para el puesto esté avalada por la mitad de los grupos en el Congreso, lo que actualmente supone cuatro formaciones parlamentarias.
El PSOE y Unidos Podemos han decidido primar la sustitución inmediata de José Antonio Sánchez y del resto de miembros del Consejo, por encima incluso de la pretensión inicial del partido morado de convocar un concurso público para encontrar a los sustitutos, y que un equipo de expertos eligiera al más idóneo.
Un sistema que no convenció a Ciudadanos, que apuesta por el sistema de elección abierto. Finalmente, el texto votado recoge las iniciativas de los tres grupos.
A pesar de que este acuerdo ha contado con el apoyo popular, su portavoz en esta materia, Ramón Moreno, ha señalado que la nueva ley tiene "carencias" y ha criticado que esta reforma se haya hecho por trámite de urgencia cuando, a su juicio, una norma de este calado debe tener "consenso" y "unas bases sólidas" para su funcionamiento. "Es limitada y su redactado es deficiente", ha declarado Moreno, quien ha reprochado al resto de grupos que hayan dejado "a un lado" en sus negociaciones al principal partido del Parlamento.
El portavoz socialista, José Miguel Camacho, se ha referido a los casos de "manipulación" de la corporación mostrando una libreta que recogía en "187 páginas la falta de independencia en los meses de enero, febrero y marzo de 2017".