Aprobada la "progresiva" supresión de la publicidad en la radio pública catalana

TV3 Parlamentmediaset.es

.

El proyecto de ley del Audiovisual catalán se ha aprobado con el voto a favor de CiU y PP y el voto en contra de resto de formaciones. La ley ómnibus del audiovisual, que modifica la del Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC), la de comunicación audiovisual de Cataluña y la de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA, la radiotelevisión pública), reduce de 10 a 6 los miembros del CAC, de 12 a 6 los del consejo de gobierno de la CCMA -que suprime también la figura del director general-, y de 21 a 16 los de su consejo asesor.
También prevé que el Parlament escoja estos miembros por mayoría absoluta en segunda votación si no se obtiene una mayoría de dos terceras partes a la primera.
La normativa, además, incluye un aspecto que ha generado un amplio rechazo entre los representantes de los trabajadores de la CCMA: la "progresiva" supresión de la publicidad en Catalunya Ràdio.
Se trata de una propuesta del PP, que CiU avala, y que según el comité de empresa pone en jaque el futuro de la radio pública autonómica, aunque el Govern ha asegurado que la publicidad se mantendrá los próximos años.
El diputado de CiU en el Parlament Santi Vila reinvindica la reforma de la ley que han emprendido "sin cambios sustanciales ni conceptuales", y lamenta que los socialistas hayan roto un consenso que, a su juicio, tenían que preservar.
Desde las filas del PSC, el diputado Joan Ferran acusa al Govern de haberles engañado y les reprocha que pacten con "el único gran grupo negacionista del rol cultural y lingüístico de la CCMA; vetan que se pueda ver TV3 en la Comunidad Valenciana; tienen un concepto de los recursos publicitarios como si fuera un pastel a repartir, y presionan para que no se emita Monarquía y República".
"Han vendido la joya de la corona por no sé bien qué cantidad de lentejas", remacha Ferran, que ha sido rápidamente replicado por el diputado del PP Santi Rodríguez, quien ha acusado a los socialistas de haber sido los que han roto el consenso en el mapa audiovisual catalán.
Según Rodríguez, si el PSC no está en el consenso es porque no ha querido y ha presumido del papel que juega el PP en la dinámica política con el Govern: "Los resultados electorales les han hecho perder capacidad de propuestas. Hemos enviado al notario al paro, y el papel que el PP tiene en el Parlament dista mucho de lo que firmaron en el Tinell".
La portavoz de ICV-EUiA en la Cámara, Dolors Camats califica la modificación de "contrarreforma" del sistema público audiovisual que trastoca diez años de pactos transversales en el Parlament, y ha lamentado que se le deje en inferioridad de condiciones.
En la misma línea se pronuncia el diputado de ERC en el Parlament. Carmel Mòdol que, haciendo gala de una pegatina con Yo amo TV3 y Yo amo Catalunya Ràdio, ha expresado su decepción y avanza que si algún día son determinantes cambiarán la normativa porque ésta convierte a la CCMA "en más partidista que nunca".
Albert Rivera (Ciutadans) augura que con la reforma de la ley "todo continuará igual porque continuará siendo un instrumento para controlar" la opinión pública, lamentado así que no haya servido para hacer un debate en profundidad sobre pluralidad, calidad y costes de la CCMA.
El diputado de Solidaritat Catalana (SI) Uriel Bertran reprocha que CiU y PP vuelvan a ponerse de acuerdo cuando los populares lo que quieren es "cerrar" TV3 y no permiten que se vea en la Comunidad Valenciana, y avisa del riesgo de que la televisión catalana se convierta en otras controladas políticamente como Marruecos y China.