El comité de RTVV propone ahora recorte de plantilla y de sueldos para evitar el cierre

Alberto Fabramediaset.es

.

El Comité de Empresa de Radio Televisión Valenciana ha entregado este lunes a la Presidencia de la Generalitat dos nuevos informes encaminados a "revertir" la decisión del Ejecutivo autonómico de cerrar la radio y la televisión públicas.
Uno de los documentos es una Propuesta económica para la viabilidad de RTVV, que contempla varias medidas -como congelación salarial, redimensionamiento de la plantilla y suspensiones temporales, entre otras- las cuales permitirían ahorrar hasta 28,25 millones de euros.
El organismo de representación de los trabajadores subraya, a través de un comunicado, que los dos textos tienen "el apoyo unánime del Comité de Empresa y de los seis sindicatos presentes a la empresa: CCOO, Intersindical, CSIF, USO, UGT y CGT". La documentación ha sido entregada en mano en el transcurso de una reunión mantenida por representantes del comité con la Secretaría Autonómica de Presidencia, Cristina Macías.
La Propuesta económica para la viabilidad de RTVV presenta una batería de medidas para "redimensionar la plantilla y ajustar los costes salariales a los parámetros del contrato programa y los límites que este documento fija para los gastos salariales". De esta forma, mantener RTVV "no le costará a la Generalitat ni un euro más de lo que tenía presupuestado, antes de la sentencia de nulidad del Expediente de Regulación de Empleo (ERE)", que declaró nulo el despido colectivo a un millar de empleados, resaltan.
El documento fundamenta este redimensionamiento de la plantilla en jubilaciones anticipadas, bajas voluntarias incentivadas, amortización de puestos de trabajo y recolocaciones. Entre las medidas económicas que ofrece el comité hay también suspensiones temporales de contratos para toda la plantilla de hasta 45 días al año; congelación salarial, renuncia a mecanismos de revisión salarial, supresión de variables -horas extras y pluses- y amortización de puestos de trabajo.
Con estas acciones, la dimensión de la plantilla "disminuiría en porcentajes que van del 43 al 41%, según los dos escenarios planteados, con ahorros que, en el capítulo de personal, estarían entre los 27 millones de euros y los 28,25 millones", calculan.
El segundo de los documentos compromete al Comité de Empresa y a las seis secciones sindicales a no presentar demandas colectivas contra RTVV, en caso de que se llegara a un acuerdo de viabilidad. De esta forma, el comité "quiere trasladar a Presidencia que su oferta económica está dotada de la mayor seguridad jurídica que la legislación permite".
En este sentido, el texto especifica que los acuerdos "se enmarcan en los límites del Contrato Programa y fija el compromiso del comité para que los costes laborales para el funcionamiento de RTVV no comporten ningún gasto adicional para la Generalitat en el periodo 2014-2015".
Los textos entregados hoy se añaden al Informe preliminar de viabilidad sobre la realización de un segundo ERE en RTVV, entregado al vicepresidente del Consell, José Ciscar, el pasado 21 de noviembre y elaborado por Carlos L. Alfonso Mellado, catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universitat de València.
"Superadas las barreras jurídicas y económicas, el Comité de Empresa entiende que la decisión es estrictamente política, por lo cual, entendemos que la vía del acuerdo queda abierta para mantener el servicio público que tiene encomendado RTVV y garantizar la supervivencia del sector audiovisual valenciano", aseveran desde el órgano.
En esta línea, el presidente del Comité de Empresa, Vicent Midsuf, ha comentado a Europa Press, al término de la reunión, que la secretaria autonómica de Presidencia se ha comprometido a trasladar las propuestas al Consell y, "a partir de aquí, lo que queda es una decisión política porque ya no hay una base económica que justifique el cierre al existir una alternativa para que el dinero público gastado se ajuste al Contrato Programa".
"Los trabajadores estamos dispuestos a asumir el sacrificio que comportaría cualquier ampliación del dinero presupuestado en el contrato programa; Y si no hay causa económica para el cierre, teniendo en cuenta las graves consecuencias para la sociedad, la cultura y la industria audiovisual que tendría esta medida y que han sido advertidas por centenares de colectivos, es el momento de la reflexión y de reconsiderar esta decisión política", ha argumentado este portavoz.
Por tanto, Midsuf ha animado a "buscar vías de diálogo" porque "se han ofrecido unas condiciones que garantizan la viabilidad económica de la televisión y la radio públicas valencianas", ha rematado.