Bertín Osborne, sobre los 10.000 euros por entrevista en TVE: "Me la soplan las críticas"

Bertín Osborne y Carmen Martínez Bordiúmediaset.es

.

La periodista de la casa Mariló Montero, el presentador de la competencia Pablo Motos, el compositor Pablo Alborán, la celebritie Carmen Martínez-Bordiú, el primogénito del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, el torero Jesulín de Ubrique y las actrices Lolita y Elena Furiase se encontrarán con Bertín Osborne en En la tuya o en la mía, programa de entrevistas que el cantante conducirá en La 1 desde el miércoles 9 de septiembre en prime time y que tendrá lugar en casa del invitado o en la suya.
Un formato -producido por Proamagna, responsable de fiascos de TVE como Entre todos o Con T de T- que nace marcado por la polémica de los invitados y el coste: 70.000 euros por programa (serán nueve), 10.000 de ellos para el presentador.
En la presentación del espacio, en el marco del Festival de Televisión de Vitoria (FesTVal), Osborne respondió a las preguntas de los periodistas: "Me la soplan las críticas. El programa esta fantásticamente hecho y si sale bien, bien; y si no, también". "Si los invitados han cobrado, ha sido poco, seguro. Os puedo decir tres o cuatro que no han cobrado. ¿Tú crees que Alborán, Motos o Adolfo Suárez han cobrado?".
En ese sentido, el director de Contenidos, Antena y Producción de TVE, Paco Díaz Ujados, se limitó a señalar que "hay gente que ha ido gratis, otros menos gratis, a otros se les ha pagado billetes" (de avión o tren).
Díaz Ujados aseguró que el espectador se encontrará con un Bertín Osborne "cercano, intimista, divertido, socarrón, sentimental y seductor". En su opinión, "la convivencia con Bertín hace que el hielo se rompa y el entrevistado se entregue en cada programa. Encontraremos verdaderas joyas y personajes".
Osborne explicó que "llevaba ya un año y medio o dos sin presentar y estaba hasta las narices de ir de invitado. Y al final esta idea era muy cómoda, estando en casa", comentó entre risas. Además, salvo a uno de los invitados (Pablo Alborán), "a todos los conozco muy bien, por eso ha sido más fácil empatizar y hacer preguntas incómodas".