Tres semanas para consensuar presidente de RTVE

RTVEmediaset.es

.

El Gobierno y el PP prevén que el Decreto Ley para modificar el sistema de elección del presidente de Radio Televisión Española (RTVE) se apruebe en el pleno del día 17 de mayo, dando así margen al PSOE para que "mueva ficha", según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias.
El citado Real Decreto Ley fue aprobado por el Consejo de Ministros del pasado viernes con el fin de permitir que el presidente de la corporación pueda ser elegido por mayoría absoluta en caso de que no se alcance un consenso suficiente como para llegar a la mayoría cualificada de dos tercios del Congreso que exige la actual Ley de Radio y Televisión Pública.
El nuevo sistema de elección tiene el plazo de un mes para ser ratificado por el Parlamento; esta semana está previsto que el pleno aborde las enmiendas a la totalidad presentadas contra los Presupuestos Generales del Estado y en las dos siguientes no hay plenos en el Congreso de los Diputados.
Se podría haber convocado un pleno extraordinario para convalidar el Real Decreto, pero, según las fuentes consultadas, esta opción no se ha contemplado para dar así tres semanas de margen para que el PSOE se mueva y pueda haber una negociación para la elección del presidente del ente público.
La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, culpó esta misma mañana al Gobierno de haber "decidido romper" las negociaciones que mantenía con la oposición sobre este asunto y de vulnerar la "cultura" de la lealtad institucional y la privacidad de las conversaciones.
Las fuentes parlamentarias consultadas señalaron que el objetivo ahora es buscar una persona con un perfil más económico que político debido a la situación económica de RTVE y a los recortes presupuestarios que supondrán un ajuste de 204 millones de euros para el Ente.
De hecho, la vicepresidenta del Gobierno señaló el pasado viernes que el Ejecutivo había decidido cambiar el sistema de elección porque el "bloqueo" en la renovación de la cúpula de RTVE, ha llevado a "problemas muy graves en la gestión de RTVE", en un momento en que "la televisión está llamada a hacer un esfuerzo de austeridad".
Argumentó que, desde la dimisión de Alberto Oliart en julio de 2011, el Consejo de Administración de la corporación "no tiene posibilidad de presentar ni aprobar sus cuentas anuales", lo que ha provocado que la corporación tenga "serias dificultades para cumplir con el programa de ajuste" impuesto por el Ministerio de Hacienda dentro del plan de estabilidad.